La UVa edita 'Manual de Enfermedades Infecciosas' para enseñar a identificar las que serán primera causa de muerte en 2050

Dirigido tanto a los alumnos de Grado de Medicina, como a los especialistas en formación que vayan a estudiar enfermedades infecciosas y como guía para los médicos de primaria.

La Universidad de Valladolid (UVA) ha editado 'Manual de Enfermedades Infecciosas', una publicación de cuatro expertos en Microbiología Clínica e Infecciones que pretende enseñar a identificar las que serán primera causa de muerte en 2050.

 

Sus autores José María Eiros Bouza, Arturo Artero Mora, José Luis del Pozo León, y José Antonio Oteo Revuelta, son profesores de las Facultades de Medicina de la UVA, la Universidad de Valencia, Navarra y La Rioja, respectivamente; y pertenecen a los hospitales, Río Hortega, de Valladolid; Doctor Peset, de Valencia, Clínica Universidad de Navarra y del Centro de Investigación Biomédica de La Rioja (Cibir).

 

Entre todos ellos han elaborado este manual dirigido tanto a los alumnos de Grado de Medicina, como a los especialistas en formación que vayan a estudiar enfermedades infecciosas y como guía para los médicos de primaria, según ha indicado la institución académica en un comunicado recogido por Europa Press.

 

"La gran virtud que tiene esta guía es que en el momento que estamos, en el que el acceso a la información es tan fácil y tan sencillo, uno acaba desbordado por tanta información y lo que resulta complicado es elegir, sobre todo el alumno, qué estudia y de donde extrae la información, identificar una buena fuente", ha señalado José Luis del Pozo, de la Universidad de Navarra.

 

Así, el objetivo de este manual es recoger en un texto lo "imprescindible", dominar los elementos básicos de las enfermedades infecciosas y con ello adquirir capacitación para reconocerlas en la práctica clínica.

 

Precisamente, reconocer la enfermedad es uno de los aspectos que ofrece más dificultad debido sobre todo a la falta de recursos de diagnóstico rápido en la atención primaria. En este sentido, el profesor de la UVA Eiros Bouza ha explicado que no solo los especialistas hacen diagnóstico, sino que la cultura diagnostica de enfermedades infecciosas debe "establecerse en atención primaria", donde el médico "empieza a sospechar y debe ir apoyado por métodos de diagnóstico rápido y después con un método más específico integrando esto".

 

Por su parte, Arturo Artero, profesor de la Universidad de Valencia, ha apuntado que "la patología infecciosa es muy trasversal y se da en todas las especialidades" y ha indicado que "el problema que se encuentra el facultativo es que cuando ve una patología grave puede ser la primera vez que lo haga y tiene que tener las ideas muy claras".

 

Además, ha agregado, hay problemas añadidos, como que "no esté establecido el diagnostico o que el tratamiento no se haya solventado del todo", por lo que el objetivo "fundamental" del manual es que "se conozca por lo menos lo elemental".

 

ENFERMEDADES INFECCIOSAS

 

Por otra parte, han recordado que las enfermedades infecciosas provocan cada año la muerte de 10 millones de personas en el mundo y entre ellas la primera causa son las neumonías, seguida de las diarreas y en tercer lugar, la tuberculosis, seguida de la infección por VIH y la malaria o el paludismo.

 

En España, como ha indicado Antonio Otero, director del Centro de investigación Biomédica de La Rioja, "las enfermedades infecciosas posiblemente sean el motivo número uno de consulta médica y la gripe o las infecciones urinarias son bastante comunes, además de las enfermedades de trasmisión sexual, como la sífilis o la gonorrea que están incrementándose en los últimos años".

 

Otra de las vías de entrada importante de las enfermedades infecciosas en España, según del Pozo, están relacionadas con la asistencia sanitaria, en concreto una de cada diez personas que ingresa en un hospital adquiere una infección y muere por esta causa, lo que supone alrededor de 25.000 personas al año.

 

Esta cifra puede "incrementarse" en los próximos años debido al tratamiento de pacientes cada vez más envejecidos, que requieren el implante de distintos dispositivos, como prótesis articulares, válvulas cardíacas, catéteres o sondas, ha matizado del Pozo.

 

Precisamente, uno de los "grandes retos" es el diagnóstico y el tratamiento de todas esas infecciones causadas por dispositivos biomédicos, así como la aparición de enfermedades emergentes, muchas de ellas importadas, como el dengue, la enfermedad hemorrágica de Crimea-Congo o la enfermedad de Lyme, todas ellas provocadas por la picadura de insectos como los mosquitos tigre o las garrapatas.

 

Por otro lado, los autores del libro han incidido en que la "gran amenaza" es la multirresistencia de los pacientes a los tratamientos, lo que en algunos casos hace que no haya un antibiótico "suficientemente eficaz". "Esta es una de las grandes amenazas del siglo XXI, según una estimación hecha por un economista británico, en el año 2050 las enfermedades infecciosas van a ser la primera causa de muerte tanto en países en vías de desarrollo, como en países desarrollados, mayor que la mortalidad por procesos cardiovasculares y procesos oncológicos", ha indicado Eiros Bouza.

 

Por último, ha destacado que otro de los ámbitos donde trabajan los investigadores es en el comportamiento de estos mircroorganismos, de los que sólo se conoce entre el 15 y el 20 por ciento, ya que en la actualidad se secuencia su genoma y se puede entender que "un mundo nuevo desconocido".