La Universidad, pendiente del 6'5 de Wert para acceder a becas

Mario Bedera, senador del PSOE por Valladolid y profesor en la Facultad de Derecho, considera que la posible reforma anunciada por el ministro "es una atrocidad", mientras que Alejandro Menéndez, Catedrático de Derecho Financiero y Tributario, opina que "el 6'5 no se trata de una nota descabellada".

Valladolid no es una excepción. Desde que hace unos días el ministro Wert deslizara que ya estaba en marcha un nuevo decreto de becas universitarias -después de que este se reformara ya el año pasado-, la Universidad vallisoletana y casi la mitad de sus alumnos esperan con expectación lo que pueda pasar respecto a tan polémico tema.

 

La bomba estalló este lunes cuando el ministro confirmó en una entrevista en TVE que el borrador presentado exigirá a los alumnos una nota media de 6'5 para seguir teniendo derecho a dichas becas, además de tenerse en cuenta el nivel de renta de cada alumno y el presupuesto que el Gobierno decida destinar a dicho cometido el año que viene. Miles de universitarios de España se echaron a temblar.

 

"El problema es que llueve sobre mojado", explica Mario Bedera, profesor de la Facultad de Derecho y ex Secretario general del PSOE en Valladolid. "El Estado ha rebajado 209 millones de euros en este sentido en solo dos años, se trata de un recorte brutal. Una beca es un derecho para los estudiantes, no un premio", explica Bedera. 

 

La historia ha tenido su continuación en la mañana de este martes, cuando el ministro de Educación ha reculado parcialmente y prometido que "habrá modificaciones en el texto que esperan enviar el viernes al Consejo de Estado", después de que varias comunidades autónomas -algunas dirigidas por el Partido Popular- pidieran una rectificación inmediata.

 

LA UVA, PENDIENTE

 

Lo cierto es que no hay datos concretos para la Universidad de Valladolid todavía, pero los números de Castilla y León indican que casi un 40% de alumnos se verían afectados por la posible reforma. Aunque desde dentro hay quien no lo vería con malos ojos, como el Catedrático de Derecho Financiero y Tributario, Alejandro Menéndez. "En concreto ese 6'5 que se quiere imponer no me parecería ni mucha ni poca nota, pero quizá no sea tan descabellado", explica.

 

"Hay que tener en cuenta quién paga esas becas, el Estado, no solo quién las recibe. A fin de cuentas es algo que pagamos entre todos con nuestro impuestos y parece lógico que se establezcan ciertas exigencias", argumenta Menéndez. "Bien es cierto que el grado de dificultad de algunas carreras no es el mismo que en otras, pero creo que todo estudiante inteligente puede llegar a cierta nota media".

 

En el otro lado de la balanza, Mario Bedera lo considera una auténtica barbaridad. "El Estado, en los últimos años, parece empeñado en solo recortar, sea al precio que sea. Desde el Gobierno no solo se ha reducido el presupuesto, sino que se ha obligado a devolver el dinero de las becas de quienes no aprobaban. Estamos volviendo a un elitismo de hace muchos años".

 

Menéndez, por su parte, no ve que se esté cortando de raíz las oportunidades de los universitarios. "El tema de las oportunidades es matizable. Las becas no se deben distribuir de manera jerárquica, es lógico que para optar a ellas haya que reunir ciertos requisitos de rendimiento". 

 

¿VUELTA ATRÁS?

 

En todo caso, Montserrat Gomendio, secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, ya ha anunciado que este miércoles por la mañana, a petición del PSOE, comparecerá en la Comisión de Educación del Congreso de los Diputados para explicar el resultado final de la reforma del decreto de becas.

 

"Parece que hoy día lo normal es que los ministros rectifiquen", explica el Catedrático Menéndez, en referencia a las palabras de Wert de una posible marcha atrás. "Lo lógico es que primero se pregunte, se investigue qué es lo más adecuado y luego se actúe. Para eso están ellos".

 

Al igual que muchos universitarios, Bedera espera que el Gobierno recule e incluso piensa que la reforma de la ley de becas no tiene futuro alguno. "El decreto está muerto, no debería salir adelante. El problema es que a esta altura no es fácil que Wert dé su brazo a torcer, y no es que se trate de ganar o perder este debate, se trata de imponer la lógica", explica.

 

"No se puede mantener la beca para los que no aprueben, y también es normal que algunas becas, como las de investigación, sí se las lleven los mejores, pero con el aprobado debería ser más que suficiente para optar a la beca", concluye Bedera.

 

Las novedades por parte del Gobierno para tan polémico tema llegarán este miércoles, con algunas comunidades como Castilla y León habiendo solicitado al ministro que la nota media para optar a estas becas se rebaje incluso al nivel de hace dos años, en el que pedía el 5 de media frente al 5'5 que se pide actualmente.

Noticias relacionadas