La Universidad de Valladolid elogia el "trabajo diario" del docente para lograr una "excelencia" que tiene al alumno como "eje principal"

E.P.

Con el objetivo de "mejorar su desarrollo competencial" en aras a su "empleabilidad".

La Universidad de Valladolid ha elogiado el "trabajo diario" que realiza el docente en su camino hacia la "excelencia y la innovación" y que tiene al alumno "como eje principal" de ese "esfuerzo" con el objetivo de "mejorar su desarrollo competencial" en aras a su "empleabilidad".

 

Así lo ha señalado el rector de la institución académica, en declaraciones recogidas por Europa Press, durante la entrega del Premio de Innovación Educativa 2018 del Consejo Social de la Universidad de Valladolid. Un acto en el que han estado presentes la directora general de Universidades e Innovación, Pilar Garcés, y el presidente del Consejo Social de la UVA, Óscar Campillo, quienes han hecho entrega de los galardones.

 

Largo Calonge ha incidido en que la Universidad de Valladolid diseña una oferta formativa con la "mayor calidad posible" para "mejorar el desarrollo profesional y la empleabilidad" del alumno. Un objetivo que cuenta con el "esfuerzo" de un profesorado que tiene "interiorizado" ese trabajo y que se traduce en docentes "muy preparados" como demuestra el hecho de que dos de los diez mejores profesores universitarios de España imparten clase en la UVA -en referencia a los galardones Edu Abanca obtenidos por Alfredo Corell y Alicia Armentia-.

 

Óscar Campillo, por su parte, ha recordado que en el camino hacia la excelencia para "ser mejores y más eficientes", la innovación es "esencial". Para el presidente del Consejo Social, la innovación no es "el cambio por el cambio", sino para "enseñar mejor" al facilitar "herramientas e instrumentos" que ayuden a los alumnos a "afrontar" los retos futuros.

 

Desde la Junta, la directora de Universidades ha aplaudido que la Comunidad se distinga por "formar bien", algo que, a se juicio, debe llevarse "a gala". En este punto, ha lamentado que se relegue la docencia a "un segundo plano" en favor de la investigación ya que, a su juicio, se acepta una premisa "falsa", ya que docencia es "fundamentalmente transferencia de conocimiento".

 

"El docente no es un mero tasador de competencias, es la persona que ayuda al estudiante a conocerse a sí mismo, a sacar lo mejor y a ser emprendedor de su propia experiencia vital y no hay mayor ni mejor forma de transferencia de concimiento que la docencia", ha puntualizado.

 

En cuanto a los galardones, ha sido el proyecto 'Anatom-UVA', coordinado por el profesor del Departamento de Anatomía y Radiología de la Universidad de Valladolid Félix Jesús de Paz Fernández, el que ha conseguido el Premio de Innovación Educativa 2018 del Consejo Social.

 

'Anatom-UVa' es un proyecto interdisciplinar de innovación docente que dota a los estudiantes de Medicina de una "novedosa herramienta" de aprendizaje de la Anatomía a través de un entorno de realidad virtual.

 

Su objetivo es lograr un "nuevo paradigma de aprendizaje" de la anatomía humana basado en la interacción, tanto física como virtual, con las estructuras a analizar mediante el empleo de las TIC, ha explicado De Paz Fernández que ha agradecido la implicación tanto de alumnos como de los 29 docentes que han participado en la "génesis y desarrollo" del programa.

 

Junto a este premio, el Consejo Social también ha hecho entrega de sendos accésits a los proyectos 'Gamificación en la Enseñanza Universitaria de la Informática' y 'Objetivo: Empleabilidad'.

 

El primero, presentado por el Grupo de Estudio en Innovación Docente en Informática y que ha recogido la profesora Alma María Pisabarro. El objetivo es el uso y evaluación de técnicas de gamificación en primero del Grado en Ingeniería Informática y, más concretamente, el diseño, realización y evaluación de un juego serio para fomentar la motivación de los alumnos de la asignatura Fundamentos de Programación.

 

A su vez, el proyecto 'Objetivo: Empleabilidad', presentado por la profesora Susana Álvarez, del Departamento de Lengua Española (Área de Traducción e Interpretación) de la Facultad de Traducción e Interpretación del Campus de Soria, persigue complementar las competencias y contenidos profesionales integrados en las diferentes asignaturas del Grado en Traducción e Interpretación con un plan específico para la empleabilidad, que permite dotar a los estudiantes de un mayor número de herramientas para acceder al mundo laboral.

 

En él han participado seis profesores, un traductor, un formador y un técnico de empleo para ofrecer un "perfil transversal" para formar en competencias que demandan las empresas.