Cyl dots mini

La Universidad de Valladolid diseña un máster oficial de cine “para aglutinar las alternativas profesionales que ofrece el mundo audiovisual”

UVa

El rector asegura que los nuevos estudios podrían estar en dos años y anuncia el “compromiso” de la UVA de mantener actividad cinematográfica durante todo el año.

La Seminci se cuela en las aulas de la Universidad de Valladolid. La colaboración es cada vez más estrecha y el último frente común se produce con el anuncio de un máster de cine que podría estar en marcha en dos años. “Sería un máster oficial para aglutinar las alternativas profesionales que ofrece el mundo audiovisual”, explicó el rector de la UVa, Antonio Largo. “El cine es lo que vemos en la pantalla pero también hay mucho trabajo detrás, muchos oficios además del director o el guionista”. 

 

La institución académica y la Semana de Cine diseñan una “oferta educativa fundamentada” para este máster que debe pasar los filtros de calidad y podría estar en marcha en dos años. El nuevo equipo rectoral se compromete además a seguir con el apoyo decisivo al cine a lo largo de todo el curso. “No sólo durante la semana de Seminci o en verano con el curso de la Cátedra de Cine, una Cátedra que recordemos que es pionera en España”, indicó Largo. “Queremos que el resto del año también haya ciclos, conferencias y seminarios, que la gente del mundo del cine se acerque a los estudiantes”.

 

En esa apuesta por el cine se encuentra “Seminci en la Uva”, el concurso estrenado este año con la participación de 40 alumnos de la Universidad con sus historias concentradas en ‘microcortometrajes’. “Ha tenido una buena respuesta, con participación y sobre todo con ilusión”, señaló. “Los jóvenes quieren transmitir su mensaje a través del cine”, apuntó Antonio Largo, acompañado en la entrega por la vicerrectora de Comunicación, Carmen Vaquero, y el director de la Seminci, Javier Angulo. 

 

Las profesoras Ana Cea y Mercedes Miguel, el director de la Cátedra de Cine, Javier Castán, el periodista César Combarros y Lorena Sánchez, del Grupo de Investigación Arquitectura y Cine, se encargaron del fallo. José Antonio Gallego, con 'Ojos que no ven’, se llevó le primer premio y el segundo fue para Sofía de la Iglesia por 'El sueño universitario’, ambos del Campus de Segovia. Hubo menciones especiales para 'Semillas', de Andrés Álvarez Pérez; 'Ni en el cine', de Paula Merino; ’Inocencia', de Alai Margarita Landa, y 'Pasos', de Víctor Galván Frutos.