La unidad B del Real Valladolid pierde, pero da la cara ante el Sporting de Portugal
Tribuna mini Saltar publicidad
Banner va ciudad pro%cc%81xima 800x800 tribuna file
Cyl dots mini

La unidad B del Real Valladolid pierde, pero da la cara ante el Sporting de Portugal

Sekou, de penalti, adelantó a un Pucela que acabó con diez y que no pudo evitar la remontada lisboeta

El Real Valladolid cayó por la mínima ante el Sporting de Portugal en la tercera prueba de pretemporada, el primer compromiso en el que Sergio González apostó por dar noventa minutos a muchos de los futbolistas elegidos para jugar en Alverca. Clara muestra de que el debut liguero está a la vuelta de la esquina y de que, por tanto, es necesario que los futbolistas carguen sus piernas de minutos de ‘competición’. Sekou, de penalti, adelantó a los blanquivioleta, pero los portugueses dieron la vuelta al luminoso gracias al acierto de Feddal y Cabral.

 

Ante el dibujo con dos carrileros de los portugueses, el técnico del Real Valladolid apostó por un 4-2-3-1, con Sekou como único punta, Aguado por detrás del ariete, y Fede San Emeterio y Kike Pérez como pareja en el centro del campo. La primera mitad fue muy pareja, con pocas ocasiones y con bastante ritmo para estas alturas de pretemporada. Todos los jugadores quieren ser de la partida ante la Real Sociedad y pusieron todo en Alverca para opositar a la titularidad el domingo 13.

 

Sekou, con un cabezazo manso que detuvo Adán, fue el jugador blanquivioleta que llevó más peligro, mientras que Roberto tuvo que emplearse en dos ocasiones para frenar el ímpetu lisboeta. Un derechazo desde la frontal de Pedro Porro y, sobre todo, un potente disparo de Tiago Tomás pusieron a prueba al cancerbero madrileño antes del descanso en su debut bajo los palos con la camiseta del Real Valladolid.

 

Tras la renudación, el Sporting de Portugal metió una marcha más y fue protagonista. Cabral disparó fuera en una clara ocasión y Tiago Tomás estrelló un balón contra la cruceta, aunque una clara mano de Feddal dentro del área permitió a Sekou adelantar al Pucela en los mejores minutos de los locales.

 

El tanto niveló las fuerzas, pero Feddal logró restablecer las tablas con un buen cabezazo y, apenas unos minutos después, Cabral se aprovechó de una protestada pena máxima para poner en ventaja al Sporting de Portugal, en una jugada en la que Miguel Rubio vio la segunda amarilla para dejar con diez al Real Valladolid. Lo intentó el Pucela, pero no pudo ver puerta y tuvo que conformarse con una derrota y, lo más importante, con minutos de calidad para un importante bloque de futbolistas.

 

Este sábado, ante el Sporting Clube de Braga (20.00 horas) será el turno para que otros jugadores se pongan a tono siempre con la mente puesta en el debut liguero ante la Real.