La última oleada de robos en Peñafiel, lleva a Asaja Valladolid a pedir que se intensifique la vigilancia en la comarca

Piden un puesto permanente del GRS en la provincia

Asaja de Valladolid ha reclamado que se intensifique la vigilancia en la comarca de Peñafiel ante la oleada de robos ocurridos estos últimos siete días en naves agrícolas e industriales de dicha localidad, Canalejas, Langayo y Campaspero, donde una banda organizada se ha apoderado de gran cantidad de maquinaria y herramienta.

 

Los ladrones, según denuncia Asaja a través de un comunicado recogido por Europa Press, "están de vuelta en Valladolid si es que no se habían ido y con la comarca de Peñafiel en el punto de mira", en referencia a los robos cometidos por una banda organizada y profesional  en los últimos días.

 

Si en otras ocasiones se habían centrado en el robo de cable de cobre de las explotaciones agrícolas, esta vez su objetivo principal han sido las naves industriales y agrícolas de esta comarca. Los ladrones han arrasado con toda la maquinaria que han podido dejando muy pocas naves libres del asalto de estos cacos.

 

Por ello, Asaja de Valladolid ha solicitado que se intensifique de manera extraordinaria la vigilancia. Aunque considera "titánico" el esfuerzo que están realizando tanto la Subdelegación del Gobierno como la Guardia Civil, la OPA que dirige Lino Rodríguez pide que en estos momentos se redoblen esfuerzos en esta zona por parte de los Equipos Roca para detener a estos delincuentes antes de que causen más daños a los agricultores y ganaderos y a los empresarios.

 

La organización profesional sigue pensando que, dada la incidencia de los robos en toda la provincia, sería necesario desplazar un puesto permanente del GRS a Valladolid.

 

"Sólo así se pondría acabar definitivamente con una lacra que cada cierto tiempo vuelve por desgracia a cebarse con los agricultores, ganaderos y habitantes del medio rural de la provincia de Valladolid, especialmente con los que residen tanto en Medina del Campo como Peñafiel, las dos verdaderas zonas calientes en cuanto a robos se refiere", señalan.

 

De forma paralela, reclaman un endurecimiento real de las penas para evitar que los culpables de estos robos estén fuera de la cárcel prácticamente al poco tiempo de ser detenidos.