La UD Santovenia, a por otros 50 años formando niños y adultos

50 aniversario de la UD Santovenia. S.SANZ
Ver album

El club de la localidad vallisoletana celebró el pasado martes, 14 de enero, su medio siglo de existencia con un acto emotivo en el que presentó las equipaciones del aniversario.

No era 14 de octubre, sino de enero, pero sí nació una ilusión, además de la Unión Deportiva Santovenia. Hay que remontarse hasta el 1970 para recordar los comienzos de una entidad que se fundó a petición de unos jóvenes y tuvo a Francisco Arias como primer presidente. El pasado martes, 50 años más tarde, todos los integrantes del club -y algunos del pasado- se juntaron en el Pabellón Mayte Martínez para celebrar su medio siglo con un emotivo evento, en el que se presentaron equipaciones conmemorativas.

 

El fútbol fue su primera apuesta, aunque no tardó en formar un equipo de baloncesto femenino. Eso sí, los pasos iniciales del deporte en Santovenia de Pisuerga se dieron muchos años atrás; concretamente en los 40 y con el balompié como protagonista. Estas dos disciplinas han reinado a lo largo de décadas en el municipio vallisoletano, que en 2020 cuenta con 11 equipos de fútbol -10 más la escuela- y 10 de baloncesto -9 más la escuela-. “En total, unos 300 jugadores”, apunta su actual presidente, Alberto Sánchez.

 

Sánchez acaba de empezar, pues solo lleva año y medio en el cargo, pero también forma parte de un club con historia. Como la que hizo Jesús Martín Pérez, presidente en la década de los 90 hasta 2004, cuando Santovenia pasó a ser Ciudad del Deporte. Un punto de inflexión muy importante, ya que, a partir de ese momento, se crearon “más categorías” en ambas disciplinas.

 

“Cuando empezaron había muy pocos equipos y eran aficionados”, recuerda el actual mandatario. Pese a ello, la apuesta por el deporte femenino siempre ha estado muy presente, ya que en baloncesto siempre ha contado con presencia de nivel. De hecho, hasta tuvo un equipo de fútbol que estuvo una temporada federado.

 

Actualmente, los equipos de fútbol disputan sus partidos como local en las instalaciones de ‘El Prado’, que se convirtieron en una piscina el pasado mes de diciembre con la crecida del Pisuerga. Aunque no siempre han tenido ese nombre ni esa ubicación, puesto que muchos años atrás jugaba en ‘La Ermita’ y en el ‘Camino Viejo’.

 

Por su parte, la sección de baloncesto tiene su feudo en el Pabellón Mayte Martínez, que lleva el nombre de la ilustre atleta y vecina del municipio, aunque la instalación se construyó en 1985. Allí se vivieron los mayores logros de la entidad con el balón naranja, según explica Sánchez: “Ha habido ascenso de categorías en equipos pequeños y un campeonato de sénior, aunque no pudo subir por presupuesto”.

 

EL EJEMPLO DE SERGIO ESCUDERO

 

En cuanto al fútbol, el mayor hito lo logró el equipo aficionado “hace unos siete años”, cuando ascendió a Preferente. Eso a nivel colectivo, ya que a nivel individual, en Santovenia, destaca el nombre de Sergio Escudero. “Estuvo hace muchísimos años con nosotros, pero no llegó a competir dentro de la UD Santovenia. Uno de nuestros entrenadores le dirigió en fútbol sala, aunque el equipo no pertenecía al club”, explica el presidente.

 

Y es que Escudero y Santovenia siempre van unidos. El ahora capitán del Sevilla dio sus primeras patadas al balón en las calles del municipio, al que acude cada vez que su agenda deportiva se lo permite para pasar tiempo con los suyos. El lateral se ha convertido en la referencia de todos los chavales del pueblo que sueñan con poder seguir sus pasos.

 

La UD Santovenia cuenta en la actualidad con deportistas “desde los cuatro años, con las escuelas, hasta los 41 o 42 que tiene el más mayor, el cual juega en el equipo sénior de baloncesto”. Por el momento, Sánchez no se plantea abarcar otras disciplinas, algo que ya hace el Ayuntamiento. “Hace años tuvimos kárate, frontón y atletismo, pero se fueron disipando”, señala.

 

Curiosamente, el recién nombrado alcalde, Bernardo Canedo, también fue presidente de la entidad y en la fiesta por el aniversario tuvo un claro deseo: “¡A por otros 50!”. En las cabezas de Alberto Sánchez y de los técnicos se encuentran claros los objetivos para ello: “La formación de niños y adultos, que se entienda el deporte como un medio para educar a los chavales y que el club sea el punto de encuentro. La idea es que, con los técnicos tan buenos que tenemos, los chicos consigan una formación deportiva y social, que es muy importante”.