La 'Subida y Bajada de la Virgen de los Pegotes' nombrada fiesta de interés turístico nacional

Virgen de los Pegotes de Nava del Rey - Ángel Pérez González

Consta de una tradición de procesiones nocturnas en honor a la Inmaculada Concepción que data de 1745

El Ayuntamiento de Nava del Rey ha recibido la notificación de que el la Secretaría de Estado de Turismo ha concedido la declaración de Interés Turístico Nacional a la tradicional fiesta de la 'Bajada y Subida de la Virgen de los Pegotes', una tradición de procesiones nocturnas en honor a la Inmaculada Concepción que data de 1745 y que se celebra en este municipios los días 30 de noviembre y 8 de diciembre.

 

La Virgen de los Pegotes fue declarada de Interés Turístico Regional en el año 2008, y cinco años después, como establece la normativa, el Ayuntamiento inició los trabajos de documentación y recopilación para obtener la Declaración Nacional, contando para ello con el informe favorable de la Dirección General de Turismo de la Junta "atendiendo a la antigüedad y originalidad de la celebración, así como a los valores culturales de la misma".

 

El Consistorio de Nava del Rey ha valorado este reconocimiento "ya que supone un impulso a los valores y promoción de la fiesta así como un reconocimiento a la propia localidad".

 

'La Bajada' de la Virgen tiene lugar el 30 de noviembre y cuenta la leyenda que en la primera celebración se declaró una tormenta que obligó a retrasar la procesión e iluminar artificialmente el trayecto con hogueras y antorchas o pegotes, de donde surge el apelativo de Virgen de los Pegotes. Inicialmente la imagen descendía en andas o carruajes cedidos por los vecinos hasta que en 1893 se fabricó el actual coche de caballos, tirado por mulos, costeado por la familia Pino Rodríguez.

 

En la actualidad se mantiene la presencia del fuego iluminando el recorrido desde la Ermita del Pico Zarcero hasta la parroquia de nava del Rey y en el coche, la Virgen es escoltada por el párroco, el alcalde y un descendiente del donante.

 

La Subida' tiene lugar el día 8 de diciembre al finalizar el novenario, cuando la Hermandad Hijas de María engalana a la Virgen con mantos y joyas para comenzar la procesión de regreso hacia la ermita. Durante el recorrido, la comitiva efectúa diferentes pausas para que los fieles dediquen sus mejores piropos a la Patrona.

 

En la calle Manuel Salvador Carmona el fuego se acompasa al ritmo de la campana conventual de las Terciarias Franciscanas; mientras, los vecinos se agrupan en hogueras para contrarrestar el frío. A la salida del casco urbano la comitiva se detendrá nuevamente para que el párroco dirija una breve alocución antes de cantar la Salve.

Noticias relacionadas