La subida del billete ordinario del autobús a 1,50 euros será efectiva a partir del 1 de marzo de 2017

El alcalde y los concejales en una visita a uno de los nuevos autobuses de Auvasa.

Suben todos los billetes y los bonobuses y se crean tarifas planas mensuales por 38 euros y 22 para los jóvenes. Comenzará a funcionar un bono social (0,20 euros el trayecto) y el metropolitano combinado con 26 poblaciones por 59 euros.

La subida del precio del billete ordinario de autobús urbano, que se ha fijado en 1,50 euros, no será efectiva hasta el 1 de marzo del año 2017. Así lo ha aclarado el concejal de Movilidad, Luis Vélez, tras aprobar definitivamente las nuevas tarifas en el Consejo de Administración de Auvasa que se ha producido en la mañana de este lunes.

 

Los nuevos precios no entrarán en funcionamiento hasta el mes de marzo para que coincidan con la implantación del nuevo bono metropolitano combinado, en el que participa el transporte de 26 localidades del alfoz y que por 59 euros al mes, sus usuarios podrán usar de forma ilimitada el transporte urbano de Valladolid. Su implantación tecnológica ha sido complicada y es por eso que se ha aplazado durante dos meses más.

 

El billete ordinario de Auvasa experimenta un incremento del 7,14%, pasando de 1,40 euros a un euro y medio. El servicio búho también sube un 7,69% (de 1,30 a 1,40 euros); los servicios especiales tendrán la mayor subida (21,74) de 1,15 a 1,40 euros.  Cinco céntimos –de 0,70 a 0,75 euros- sube el bonobus ordinario con una recarga mínima de 10 viajes.

 

El bonobus joven (recarga mínima de 20 euros) también tendrá una subida considerable de un 13,64 por ciento, fijándose en cada viaje a 0,50 euros, por el 0,44 de antes. Los niños menores de 12 años seguirán teniendo un servicio totalmente gratuito.

 

NUEVOS BONOS

 

Las principales novedades, tal y como ha explicado Luis Vélez, llegan con la implantación de tres bonos. Por 38 euros al mes, cualquier ciudadano censado en Valladolid podrá disfrutar de forma ilimitada del transporte urbano. Los jóvenes se beneficiarán de una tarifa plana de 22 euros al mes, mientras que se establece un bono social destinado a parados de larga duración de más de 45 años cuyo precio por trayecto es de tan solo 0,20 euros; algo que ha destacado el concejal, gracias al trabajo realizado con la Asociación Parados en Movimiento.

 

A pesar de las subidas, con la implantación de las nuevas tarifas, el concejal de Movilidad ha explicado que la tarifa media del conjunto supone una reducción del -1,43%. La obtención de la Tarjeta de Servicios Municipales en cada una de las modalidades tarifarias, seguirá teniendo un precio de 3 euros, y el uso indebido de estas tarjetas personalizadas será penalizado con la pérdida del beneficio durante un año.

Noticias relacionadas