La subida de la luz, mejor con una sonrisa