La subdelegación del Gobierno de Valladolid recuerda al alcalde de Viana que la seguridad de la villa es competencia suya

Es la respuesta a la demanda de más efectivos realizada por el alcalde a raíz de los últimos actos violentos durante las fiestas.

Los alcaldes son los máximos responsables en materia de seguridad en sus respectivos municipios, según establece el art.25 de la Ley de Bases de Régimen Local y como ha recordado la Subdelegación del Gobierno al primer edil de Viana, Alberto Collantes, en respuesta a su demanda de más medios y efectivos tras los últimos incidentes registrados durante las fiestas de San Roque.

 

Dicho departamento responsabiliza al alcalde de Viana por no contar con un Plan de Emergencias, algo ya demandado desde 2017, y, en su defecto, por no haber contratado seguridad privada con motivo de las últimas fiestas de la villa al no contar con Policía Local.

 

Vuelve a manejar la la Ley de Bases de Régimen Local la subdelegada del Gobierno, Helena Caballero, concretamente el art.21 que en su apartado m dice: "Adoptar personalmente, y bajo su responsabilidad, en caso de catástrofe o de infortunios públicos o grave riesgo de los mismos, las medidas necesarias y adecuadas dando cuenta inmediata al Pleno".

 

Por ello, desde la Subdelegación, a través de un comunicado recogido por Europa Press, se insiste en que es el alcalde quien tiene que realizar la planificación en cuanto a la seguridad, realizar el
Plan básico de emergencia y desarrollar las guías de respuesta, y si es necesario para garantizar la seguridad la contratación de seguridad privada hacerlo, como vienen ejecutando otros municipios de la provincia.

 

En el caso de Viana de Cega, el departamento de Caballero precisa que se solicitó en la Comisión de Seguridad previa a los festejos la necesidad de que el municipio elaborase una guía de respuesta al Plan Municipal de Emergencias del municipio, como herramienta que permitiese gestionar en primera instancia los posibles riesgos asociados a las mismas. Esta demanda de Plan de Emergencias ya se había solicitado en la Comisión Local de Seguridad del año anterior (2017).

 

Asimismo, la Subdelegación defiende que el Ayuntamiento de Viana de Cega ha contado con una ayuda "extraordinaria" no porque se trate de un municipio inseguro sino por la carencia de una planificación profesional bajo el punto de vista de la seguridad en fiestas, a lo que hay que sumar la inexistencia de un Plan Municipal de Emergencias que contemple la respuesta a esta casuística de riesgo.

 

Por ese motivo, ante la inexistencia de Policía Local se recomendó al Ayuntamiento la contratación de vigilancia privada que coordinada con la Guardia Civil permitiese atender aquellas situaciones de peligro que pudieran desencadenarse, cuestión que no se realizó aunque ésta es una práctica habitual en otros municipios.

 

Por otro lado, apunta que la Guardia Civil puso a disposición el mayor número de efectivos disponibles en la medida de sus posibilidades y desplegó un dispositivo preventivo y de control (alcohol y drogas) en el entorno próximo.

 

"Hay que destacar la gran labor realizada por la Guardia Civil, recordar que el incidente en el que una mujer resultó herida fue resuelto antes de que la misma pusiera la denuncia", indica la Subdelegación en referencia a la agresión sufrida por una mujer a manos de un grupo de jóvenes tras recriminar a éstos por estar molestando a unas chicas.

 

Así mismo, y dada la potencial afluencia desde la red de ferrocarril, se estableció un control de alcohol en origen (estación de Valladolid Campo Grande) a menores que se desplazaron a Viana de Cega en colaboración con la Policía Nacional.

 

A ello se suma que ADIF, por su parte, hizo un cambio de vía de acceso al andén nº1 de la estación de Viana de Cega, el día de mayor afluencia esperada en las fiestas, evitándose de esta manera que tuviesen que cruzar las vías, y minimizando este riesgo, además de ralentizar la velocidad de los trenes que pasaban de madrugada por el municipio, al tiempo que contrató vigilantes privados para garantizar la seguridad en la estación y aledaños.

 

Para la Subdelegación del Gobierno la seguridad es una prioridad y ante las deficiencias en esta materia en Viana, la subdelegada del Gobierno ofreció la semana pasada en exclusiva al alcalde de localidad la asesoría para planificar de forma segura las fiestas del próximo año así como para la elaboración de un Plan Municipal de emergencias.

 

También le instó a participar en el curso específico para la elaboración de planes municipales que se desarrollará en los próximos meses para facilitar a los alcaldes de la provincia que no disponen de Planes de Seguridad la elaboración de los mismos, así como de las Guías Básicas de Actuación como instrumento que sirva para una adecuada gestión de aquellas actividades que generen o puedan generar riesgos sobre las personas, los bienes y el medio ambiente.

 

"El objetivo es que las Fiestas del próximo año se planifiquen por parte de los consistorios con la máxima seguridad", concluye la Subdelegación.