La soledad y la pasión humana en el cuarto día de Seminci

La Tirisia

La Tirisia, un largometraje mejicano, aborda la vida de dos mujeres que se encuentran atrapadas en un presente del que no podrán escapar.

La Tirisia narra la historia de Cheba y Ángeles Miguel, dos mujeres que han quedado embarazadas de un mismo hombre. Ambas se encuentran atrapadas en su presente y si no lo remedian, también lo estarán en su futuro. El realizador mejicano Jorge Pérez Solano, capta tanto la pasión, la fragilidad y la miseria humana de una forma pulcra y estilosa. Apenas hay conversaciones, porque en este relato no hacen falta si los gestos, el silencio y las miradas son capaces de reflejar el interior de unos personajes presos de sus decisiones.

 

Dicen que los ojos son el reflejo del alma, pero en La Tirisia, Jorge Pérez Solano hace uso de una fotografía naturalista, sin artificios de por medio, para reflejar el mundo interior de sus personajes que levantan la mirada al cielo para observar a los aviones que quizás algún día les lleven de una vez por todas a un mundo más feliz, o al menos, menos doloroso.

 

El sufrimiento, la conmiseración y el sufrimiento humano de los personajes traspasa la barrera física de la pantalla gracias a un conjunto de actores, tanto principales como secundarios, que realizan un trabajo extraordinario. Puede que pese a todo ello la cinta mejicana no enamoré de forma enérgica y arrebatadora al espectador, pero éste, como mínimo, será consciente durante el visionado del largometraje de estar delante de un producto concebido con esmero y mucha delicadeza, tanto cinematográfica como humana.

 


Kebab & Horoscope se suma a esa lista de películas en la 59 edición de Seminci que pretender jugar al mismo tiempo en el terreno dramático y en el cómico. Si ayer decíamos que a pesar de su limitaciones dramáticas Cowboys conseguía mostrarse como un producto divertido, la cinta polaca Kebab & Horoscope no consigue ni lo uno ni lo otro. Su personalidad es palpable desde el primer minuto, pero resulta demasiado hierática como para impresionar al espectador.

 

Su humor tan seco, característico del cine nórdico, no ejerce con la agudeza y el ingenio necesario como para ilustrar el absurdo de la existencia humana con éxito y resonancia. Si hay un claro referente en el cine de Grzegorz Jaroszuk  no es otro que el director sueco Roy Andersson, capaz de apelar en su cine al humanismo con una mirada absurda pero absolutamente ingeniosa. Kebab & Horoscope lo intenta emular pero termina por ahogarse en su propio esfuerzo.

 

 

Ante tanta avalancha de ficción nos hemos querido adentrar por un día en una de las secciones paralelas de esta Seminci. Se trata de Tiempo de historia y en concreto del documental 1980 de Iñaki Arteta. Este trabajo, que nace con el propósito de encontrar respuestas, ahonda en los actos terroristas sucedidos durante el propio año 1980, el de más actividad asesina de la banda terrorista ETA.

 

El director echa la vista atrás con la ayuda de una gran cantidad de personas, entre las que se encuentras familiares de la víctimas, periodistas o politólogos, que deliberan acerca de su vida respecto al antes y al después de los atentados. Con una narración sobria y formal, el objetivo de Iñaki Arteta queda claro desde un inicio, hacer uso del conocimiento y la experiencia que otorga el paso del tiempo para extraer la mayor cantidad de reflexiones posibles en torno a una época que en palabras del realizador, “no debe quedar nunca en el olvido".