La Soledad resiste a la lluvia y procesiona para cerrar un Viernes Santo deslucido

@VCofrade

De la iglesia de Las Angustias partió la Virgen, una talla de Juan de Juni que completó el recorrido previsto para cerrar un día chafado por las precipitaciones. 

La procesión de la Soledad puso el final a un Viernes Santo deslucido por las precipitaciones en forma de lluvia que condujeron a suspender la Procesión General, uno de los momentos álgidos de la Semana Santa de Valladolid, y también el traslado del Santísimo Cristo de la Luz.

 

Sobre las 22 horas de este 30 de marzo, en el horario previsto por la Cofradía de las Angustias, partía de su templo la talla de Juan de Juni 'Nuestra Señora de las Angustias'. Un horario adelantado respecto a lo previsto, ya que aproximadamente su hora de partida es sobre las 00:30h del sábado (media hora después de la finalización de la Procesión General) pero que debido a las circunstancias salió antes.

 

Y lo hizo completando su recorrido previsto, un paseo corto en el que esperaban muchos espectadores. A pesar de que la lluvia cayó hasta pocos minutos antes de las 22 horas, la Cofradía aprovechó la pequeña tregua para alumbrar su paso y cerrar el acto entonando la Salve Popular.