La sociedad vallisoletana vive una gran experiencia en un día especial

Óscar Puente, durante el partido

El Fundación Grupo Norte reunió a muchos amigos para celebrar el Día de las Personas con Discapacidad.

Si hubo una frase que repitieron la mayoría de los que participaron en el encuentro organizado por el Fundación Grupo Norte, para conmemorar el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, esa fue “una gran experiencia que debería vivir todo el mundo para saber qué se siente sobre una silla de ruedas”, tal y como admitieron el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, o el presidente de las Cortes de Castilla y León, Luis Fuentes.

 

El club vallisoletano reunió a diversas personalidades del mundo de la política, como el consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega; los concejales Pilar del Olmo, Alberto Bustos o Rafael Velasco; el alcalde de Arroyo de la Encomienda, Sarbelio Fernández; la directora general de Deportes, María Perrino; de la prensa, y de varios clubes deportivos de Valladolid, como la presidenta del Club Valladolid Tenis de Mesa, Inmaculada Gato; el presidente del Club Kin-ball Valladolid, Saúl Manzano; o el presidente del VRAC Quesos Entrepinares, José María Valentín-Gamazo; además de la presidenta de la Fundación Grupo Norte, Almudena Fontecha, y el director general de Grupo Norte, José Luis Bazaco, entre otros.

 

Todos ellos disfrutaron de un partidillo con los jugadores del Fundación Grupo Norte, distribuidos en el equipo blanco y el equipo morado, y en el que finalmente se impuso el dirigido por el presidente del BSR Valladolid, José Antonio de Castro, por 13-7, gracias a la intensidad impuesta por una de sus jugadoras, Isa López, quien aportó un importante plus a sus compañeros para lograr la victoria.

 

Para Luis Fuentes, Javier Ortega y Óscar Puente fue su primera participación en este acto, que se realiza cada año para concienciar y sensibilizar sobre el colectivo de personas con discapacidad, que cada día tienen que hacer frente a numerosas barreras, tanto físicas como en forma de prejuicios sociales. Y todos ellos coincidieron al afirmar que “todo el mundo, alguna vez, debería subirse a una silla de ruedas para ver los problemas de accesibilidad y, en este caso, para comprobar el esfuerzo que realizan estos deportistas y el gran mérito que tienen al conseguir estar en la elite de esta modalidad”.

 

Uno de los que ya tiene experiencia en esta cita es Alberto Bustos, quien aseguró que se trata de “un acto bonito y necesario, para que seamos conscientes de las dificultades que vive este colectivo y además supone un momento de encuentro con un club referente en España, que sigue paseando el nombre de Valladolid por España y Europa”.