La Sociedad Alta Velocidad aprueba el traslado de los talleres de Renfe y solicitar una prórroga para negociar la deuda

Reunión del soterramiento de Valladolid en la sede de la sociedad de la Alta Velocidad. J.IGLESIAS

Optimismo por parte de los socios tras la reunión de este miércoles 28, en la que se ha estudiado un posible adelanto del pago por Adif que sería recuperado con la venta del suelo de Farnesio.


 

La reunión de la Sociedad Alta Velocidad de este miércoles 28 de septiembre ha girado sobre dos ejes centrales cuyas conclusiones han devuelto el optimismo a los socios en cuanto al tema del soterramiento y en especial al pago de la deuda que arrastra la sociedad, cuyo plazo de liquidación finalizaba el último día del mes.

 

La Sociedad ha acordado, en principio con el beneplácito de las entidades bancarias que están "dispuestas" según el Secretario de Estado, solicitar la ampliación en tres meses del plazo para pagar una deuda por valor de 62 millones de euros. Además de eso se ha planteado que sean Renfe y Adif las que, por su mayor liquidez, "puedan adelantar el pago y así aliviar la carga de los intereses" según el propio Secretario de Estado que también ha dicho que estas Administraciones "tienen voluntad" para ejecutar la maniobra financiera.

 

Este adelanto se vería compensado en "el menor tiempo posible" gracias a "la venta de suelo" según ha indicado el alcalde de Valladolid Óscar Puente, que ha detallado la operación: "El plazo para empezar a vender sería de al menos un año, máxima cautela con los plazos porque no quiero pillarme como me predecesor. Es un tema de máxima complejidad. Ha habido dos fondos de inversión que se han interesado, uno de España y otro de Singapur, pero no han hecho oferta. Planteamos dos opciones, que se venda por parcelas o que se venda todo como un único paquete, en esta última por capacidad solo podrían entrar los fondos. Obtendríamos menos dinero por la venta pero más liquidez a corto".

 

Y es que una de las claves está en esa liquidez, de la que Puente ha dicho que el Ayuntamiento "no dispone actualmente" y por ello han pedido a Renfe y Adif "que anticipen el dinero, con unas expectativas de que lo vayan a recuperar a corto plazo". De ahí que en esta reunión el Ayuntamiento haya llevado a esta reunión un plan concreto sobre las parcelas que dejará libre el cambio de los talleres de Renfe, y que supone poder ofrecer a los socios de la Alta Velocidad "que tengan derechos reales sobre parcelas delimitadas y no solo sobre un plan".

 

EL TRASLADO DE LOS TALLERES DE RENFE, FIRMADO

 

Además del tema de la deuda y de la negociación con los bancos para ampliar los plazos, que aún no ha comenzado por lo que los responsables no han adelantado nada, el otro punto principal de la reunión ha sido la firma del acuerdo por el cual se aprueba el traslado total y definitivo de los talleres de Renfe, con un plazo fijado de "máximo de seis meses" según el alcalde.

 

También el traslado entraña complejidad porque como ha explicado el propio alcalde, el Secretario de Estado, y el Consejero de la Junta de Castilla y León, existen aún algunas trabas. "Son problemas que tiene que resolver la Sociedad con algunos proveedores" indica Puente, ya que son empresas que se encuentran en concurso de acreedores por lo que su patrimonio depende de la decisión de un juez concursal y de los liquidadores nombrados para esas compañía. En cualquier caso se tratan de varios lotes que no pondrían en peligro ese plazo de seis meses.

 

Los siguientes pasos a dar, por lo tanto, irán en varias direcciones. Por un lado, en un plazo de tres meses, la conversación con las entidades bancarias para renegociar la deuda y que Renfe y Adif hagan ese primer pago hablado. Por otro, en seis meses, proceder con el traslado total de los talleres férreos. Y por último, definir del todo el proyecto urbanístico para poner cuanto antes la venta de las parcelas liberadas en Farnesio, con uso residencial, con el fin de que dentro de un año puedan empezar a venderse.

 

La voluntad del alcalde es "mantener el plan Rogers" aunque ha admitido que durante este tiempo hay que "establecer varios hitos que permitan salvar la deuda, poner el contador a cero, y puede que en esos hitos intermedios se redibuje el apartado de la financiación".

Noticias relacionadas