La sequía traslada sus consecuencias al próximo verano

La sequía no es tan grave como la de los 90, pero puede tener consecuencias el próximo verano, según un meteorólogo.

El meteorólogo y doctor en Ciencias Físicas Daniel Santos ha admitido que la sequía que sufre España no es hasta la fecha tan grave como la de principios de los años noventa al "no haberse llegado a las restricciones de agua de entonces", aunque teme que las consecuencias se empiecen a notar el próximo verano.

 

"El problema de la sequía es que el déficit se va acumulando como ocurre con la economía. Lo normal es que hubiera empezado a llover a principios de otoño, pero ya va a ser complicado llegar a esos niveles y lo sufriremos en los meses de verano", ha explicado en declaraciones a la Cope recogidas por Europa Press.

 

Daniel Santos ha señalado que no se puede predecir la duración de esta sequía y al estar frente a un patrón repetitivo de oscilación del atlántico norte que según se sitúe "envía las lluvias hacia el norte de Europa o hacia la península". Según ha indicaco, "ha dejado entrar las lluvias a algunas zonas del norte y a Canarias, pero no abierto la puerta del todo". Asimismo, ha incidido en la dificultad de hacer predicciones "a medio o largo plazo" para saber cuándo se producirán las lluvias.