Cyl dots mini

La San Silvestre de Valladolid cambiará de fecha o se suspenderá para no afectar al comercio

Imagen de la presentación de la carrera San Silvestre.

Óscar Puente ha explicado que el Ayuntamiento no puede "cortar el centro un sábado por la mañana por una prueba", y menos "un día de compras de Navidad", dos jornadas después de la presentación del evento.

"Un defecto en la comunicación" ha llevado al Ayuntamiento de Valladolid a anunciar que la VI San Silvestre corre peligro, tan solo dos días después de su presentación. La prueba, prevista para el sábado 30 de diciembre, obligaría a cortar el tráfico al centro de la ciudad, en "un día de compras de Navidad", tal y como ha explicado Óscar Puente.

 

"Hemos trasladado a la organización que varíen el recorrido, el horario o la fecha. No podemos cortar el centro de Valladolid un sábado por la mañana por una prueba", comentó el alcalde. La decisión llega horas después de la apertura de inscripciones y Puente lo achaca a "un defecto en la comunicación". "No somos perfectos. A veces hay fallos en la comunicación. Se ha anunciado una carrera sin que previamente tuviera el informe de Movilidad y Urbanismo. Cuando se ha visto que perjudica al comercio, se ha tomado la decisión", expresó.

 

El regidor quiso quitarle hierro al asunto asegurando que "la vida sigue y hay cosas más importantes que una carrera". "Si se suspende, lo sentiríamos mucho", añadió. Porque para la capital, en palabras de Puente, "el tejido comercial es vital y absolutamente esencial para el modelo de ciudad" que defiende el Ayuntamiento.

 

"Estamos trabajando para que la Ciudad de la Justicia permanezca en el centro, por impedir la ampliación de Vallsur, que los festivos de apertura sean menos que los que reclaman las grandes superficies y que, por cierto, autoriza la Junta de Castilla y León. Cuando sea necesario cortar el tráfico, lo haremos sin miramientos porque lo primero es la salud de los ciudadanos", comentó.

Noticias relacionadas