La rumba de 'Los Pichas' del barrio de la Rondilla hasta la Plaza Mayor

La primera palabra que se me ocurre es: muchísimas gracias, Valladolid", dijo el cantante. 

El grupo de la Rondilla, Los Pichas, cierra las fiestas de Valladolid con un lleno en la Plaza Mayor.

 

El requisito fundamental para formar parte del grupo es ser del barrio de la Rondilla. 'Los Pichas' versionan canciones convirtiéndolas en rumbas. "La primera palabra que se me ocurre es: muchísimas gracias, Valladolid", dijo el cantante emocionado al público.

 

El grupo, que ha viajado por diferentes lugares de la geografía española, se entrega al máximo en su ciudad. Javier Carballo, el vocalista, es un actor que interpreta las canciones y las siente en el escenario. Es todo un espectáculo.

 

El grupo aprovechó el concierto en Valladolid para dedicarle 'un beso y una flor' a un artista vallisoletano con una larga trayectoria profesional que falleció el pasado 27 de mayo, Julio Lázaro.

 

El grupo, un claro ejemplo de cómo una persona debe amar su tierra, no paró de ensalzar Valladolid elogiando a sus artistas y su constante apoyo por promover la cultura en la ciudad. "Los Pichas se merecen una calle en Valladolid" gritaban al unísono todo el grupo.

 

Con su sentido del humor entre canción y canción los artistas robaban carcajadas a los espectadores que se encontraban en la Plaza Mayor. Todo un espectáculo brindaba el escenario.

 

'Los Pichas' se mostraron encantados de ser los encargados del cierre de las fiestas de San Lorenzo 2017, haciendo que el público se divirtiese hasta el último momento. "El año pasado cantamos en San Benito, y este año estamos aquí, en la Plaza Mayor" comentó el cantante orgulloso.