La Rubia: el barrio de Valladolid de las 300 quejas vecinales

Bajos de la pasarela Pedro Gómez del Bosque, con el carril bici.

El movimiento vecinal recoge las reivindicaciones para mejorar el barrio que se centran, esencialmente, en la limpieza y el mantenimiento de las instalaciones. 

Más de 300 reclamaciones vecinales; en concreto 316, que se trasladan directamente al teléfono 010 de atención ciudadana del Ayuntamiento de Valladolid. Esas son las cifras que manejan las asociaciones de vecinos de La Rubia constatando una importante preocupación por la limpieza y el cuidado de las instalaciones o dotaciones públicas.

 

Podrían enumerarse pero se trasladan, por ejemplo, desde la parte trasera de la calle Vicente Goicohechea, en el Cuatro de Marzo, donde se acumulan excrementos de palomas, plaga de cucarachas y problemas de urbanismo con los bancos totalmente inutilizables.

 



Suciedad y escombros acumulados en la calle Vicente Goicoechea, en el Cuatro de Marzo.

 

En la pasarela peatonal de La Rubia (Pedro Gómez del Bosque), critican que el tránsito en bicicleta es peligroso porque el suelo está muy resbaladizo, pero donde apuntan directamente es a la suciedad que presentan los cristales, el cableado eléctrico suelto, una luminaria estropeada, además de orines y basuras acumuladas en un escenario plagado de pintadas urbanas. 

 

Con motivo de preparar las fiestas del barrio, en el próximo mes de octubre, los representantes vecinales recorren a pie de calle comercios, negocios y locales de hostelería. La implicación es importante pues entienden que es una forma de darle vida al barrio.  Este contacto directo sirve, también, para recoger las principales demandas de personas que viven el día a día del barrio. "Casi 200 quejas son por temas de limpieza y cuidados que no se realizan", afirma Carlos Gutiérrez, presidente de la Asociación de Vecinos Zona Sur Nuestra Señora del Rosario, que añade otras reclamaciones de diferente calado. "Los vecinos de La Rubia solicitamos la retirada  de los bancos de piedra y mayor presencia policial para evitar consumo de alcohol y drogas en la vía publica".

 

Las quejas son enviadas directamente a través del 010 e incluyen diferentes peticiones y advertencias como apuntar que el carril bici de la Avenida de Zamora no está señalizado, los baches que presentan diferentes tramos de la carretera de Rueda, bancos inutilizables en la calle Corta, una jardinera abandonada detrás de El Corte Inglés para la que piden su retirada como ya ocurrió con otra hace unos meses y así hasta completar esa lista que, esperan con poca convicción, pueda ser atendida por los servicios municipales. 

 

Jardinera sin uso detrás de El Corte Inglés.

 

"Creo que tenemos suficientes motivos para quejarnos, pero también muy pocas esperanzas de que nos escuchen o hagan el caso debido. Pero nosotros seguiremos reivindicando todas estas cosas para seguir apostando por la convivencia normal en una zona de Valladolid tan importante como abandonada", añade el presidente de la Asociación de Vecinos Zona Sur