La resaca del botellón de Carnaval en Valladolid: suciedad y nueve personas atendidas por intoxicación etílica

La noche del lunes fue intensa en la zona de Moreras, donde miles de jóvenes se reunieron para beber y dejaron consecuencias importantes.

Caminar por la zona de La Rosaleda en la mañana de este martes era tarea casi imposible, a pesar del trabajo de los empleados del Servicio de Parques y Jardines. De hecho, los corredores que iban por el paseo de la ribera del Pisuerga tenían un ojo puesto en el suelo para no tropezarse con botellas o clavarse algún cristal. Y es que la resaca del botellón del lunes de Carnaval ha sido importante.

 

Desde última hora de la tarde la Policía de Valladolid se colocó en los puentes de Poniente y de Isabel la Católica para supervisar la gran afluencia de chavales a la zona. Solamente realizaron una labor de prevención, y en ella levantaron "más de 15 actas por intervención de alcohol a menores" y 45 en total, según fuentes policiales. Pero, pese a que a algunos les requisaron el cargamento de bebidas, la fiesta no se aguó.

 

Minutos antes de las 23:00 horas se produjeron las primeras intoxicaciones etílicas en menores. Tres ambulancias tuvieron que atender simultáneamente a tres jóvenes en Moreras. Un poco más tarde, los servicios sanitarios fueron protagonistas en la Plaza de Poniente, donde otros dos requirieron atención por lo mismo.

 

En total, el servicio de emergencias recibió nueve llamadas entre las 22:30 del lunes y las 02:30 del martes de aquella zona, en las que se atendieron a nueve personas. De todas ellas, al menos cinco eran menores. Los datos, en comparación con la misma fecha en el año 2017, aumenta el número de atención a jóvenes ebrios que no han alcanzado la mayoría de edad, ya que en aquella ocasión fueron 15, siendo este año de 16 los atendidos, ya que la Policía informó de otros siete casos.

 

Fuentes policiales explicaron a este periódico que no pusieron denuncias por consumo de alcohol en la vía pública, algo que está prohibido, porque realizaron "una labor preventiva".

Noticias relacionadas