La recuperación del humedal del Lavajo de Carpio, en Valladolid, ha supuesto una inversión de 100.000 euros

La nueva EDAR, en la que se han invertido 1,7 millones, ayudará a la conservación del humedal.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, y el presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, han visitado este lunes la zona húmeda del Lavajo de las La Lavaderas de esta localidad vallisoletana cuya recuperación ha supuesto una inversión de 100.000 euros y ha sido posible por el acuerdo del Gobierno regional con la obra social de La Caixa.

 

La recuperación del Lavajo de las Lavanderas ha permitido construir un nuevo ramal del canal con 180 metros que permite una mayor superficie de inundación y mejora la depuración de las aguas. Este sistema se ha llevado a cabo mediante tratamiento terciario al discurrir el agua por plantaciones de macrofitas realizando una segunda depuración de las aguas procedentes de la EDAR.

 

La actuación se ha llevado en una superficie de más de 40.000 metros cuadrados y se ha limpiado la zona de restos vegetales acumulados dejando sobre una superficie de 10.000 metros cuadrados la parte radicular de las plantas macrofitas para conseguir una regeneración con el fin de realizar el tratamiento terciario de depuración.

 

Las instalaciones cuentan con un aparcamiento con capacidad para diez plazas en el que se ha realizado una repoblación con pino piñonero y almendros. Además, al borde de la laguna se ha construido un observatorio de aves y se ha acondicionado una zona recreativa y señalización.

 

A través del Plan de Conservación de Humedales de la Junta ha invertido más de 2,2 millones de euros en la conservación y mejora de humedales: Villasandino, Basconcillo y las Lagunas de Neila, en Burgos; la laguna de Villadangos, Lago de Carucedo y La Baña y Truchillas, en León; Canal de Castilla y Fuentes Carrionas, en Palencia; Cantalejo, en Segovia; Montagudo de las Vicarías, en Soria; Lavajo de las Lavanderas y Riberas de Castronuño, en Valladolid y las Lagunas de Villafáfila y Lago de Sanabria, en Zamora.

 

Por otro lado, el emisario y la EDAR de Carpio, que también han visitado Silván y Carnero y que va a contribuir a la conservación del humedal, es fruto del convenio de colaboración entre la Junta y el Ayuntamiento de Carpio con el fin de mejorar el sistema de aguas de la localidad y favorecer la mejora de la calidad de las aguas.

 

La inversión aportada al 100 por cien por el Gobierno regional y León asciende a 1.743.767 euros, y esta depuradora tiene un caudal de tratamiento de 429 metros cúbicos al día y atiende a una población equivalente de 3.000 habitantes -agrega a la población residencial la componente industrial y ganadera-.

 

En la provincia de Valladolid se ha destinado en esta legislatura más de 37,6 millones de euros a mejorar la calidad del abastecimiento y la depuración de aguas y el esfuerzo se ha centrado en la depuración, con 29 millones de euros, lo que constituye una cuarta parte del total de inversión en Castilla y León.