La realidad del taxi en Valladolid: competencia tenue de VTCs pero exceso de licencias

Varios taxis parados en Poniente.

La huelga que afectó especialmente a Madrid y Barcelona en medio de la pugna entre taxistas y conductores de Uber y Cabify no se traduce a la ciudad del Pisuerga; sin embargo, el sector aquí mantiene su preocupación.

El sector del taxi se mueve. La reciente huelga, que tuvo su epicentro en Madrid y Barcelona, se centró en el reparto de licencias VTCs, competencia directa de los taxistas quienes piden cumplir el ratio 1/30 introducido en 2015; simplificando, por cada 30 taxis, un vehículo VTC. No obstante, la realidad de Valladolid indica que los principales problemas del sector no pasan por aplicaciones como Uber y Cabify con las que los taxistas mantienen una guerra abierta -y que no operan, ninguna de las dos, en la ciudad del Pisuerga-, sino por el número de taxis que circulan en comparación con la demanda de usuarios.

 

¿Quiere decir que en Valladolid no hay VTCs? Sí, sí existen, aunque no bajo las dos aplicaciones más conocidas. Estas autorizaciones se controlan a nivel regional -la consejería de Fomento calcula 27 empresas relacionadas con VTC-, y la cifra de vehículos que circulan con ellas en la provincia vallisoletana ronda los 60. El número de taxis con licencia en Valladolid capital es de 466 (más 8 integrados en el área metropolitana), 529 si se tiene en cuenta toda la provincia, según datos del Instituto Nacional de Estadística a 31 de julio de 2017 (los últimos disponibles).

 

"Desde el taxi trasladan preocupación por la situación en general, no es un tema de ahora" relata Luis Vélez, concejal de Movilidad en el Ayuntamiento de Valladolid. "El sector del taxi necesita adaptarse a los nuevos tiempos, hay parte que depende de la Administración y otra depende de ellos mismos" continúa el edil, quien afirma que "en los últimos años ha mejorado su situación, hay una ordenanza que regula el área metropolitana, se introducen mejoras poco a poco en el sector: unas van un poco más rápido, otra un poco más lentas".

 

EXCESO DE LICENCIAS

 

"Parece que hay un exceso de licencias, es una opinón de los taxistas, pero los ayuntamientos no tienen posibilidad de reducir. Las últimas licencias que sacó el Ayuntamiento de Valladolid, bastante antes de que entrara el PSOE, fueron 20 que ya entonces no se debieron haber sacado" reprocha Vélez. El INE indica que, al menos desde 1994, Valladolid capital ha mantenido estables las 466 licencias.

 

Si se tiene en cuenta que la población de la capital de Valladolid es de 299.715 ciudadanos, significa que hay un taxi por cada 643 vallisoletanos. Por poner en contexto la cifra, esta es la comparativa con otras ciudades relevantes o similares a la vallisoletana (sin tener en cuenta la influencia del turismo):

 

Madrid: 202 ciudadanos por cada taxi

Barcelona: 154 ciudadanos por cada taxi

Zaragoza: 374 ciudadanos por cada taxi

Córdoba: 640 ciudadanos por cada taxi

Vitoria: 1.313 ciudadanos por cada taxi

A Coruña: 467 ciudadanos por cada taxi

Salamanca: 647 ciudadanos por cada taxi

 

En cuanto al número de trabajadores ocupados en el sector del taxi en Valladolid, Vélez afirma que hay "130 asalariados, que no son titulares" a los que hay que añadir los propietarios de cada licencia. "Cada licencia es un taxi, y estos pueden tener uno o dos conductores. Un taxi puede funcionar las 24 horas" indica el concejal, quien detalla que la jornada laboral de los asalariados está limitada por su contrato (8 horas diarios con carácter general) más las posibles horas extra que se contemplen. Sin embargo, los taxistas autónomos pueden hacer hasta 16 horas diarias, según la propuesta del colectivo Avatar que aglutina a estos profesionales.

 

Por último, el precio de las licencias del taxi en Valladolid está "en torno a los 2.000 euros" (aunque recordamos, hace muchos años que no se sacan nuevas licencias por parte del Ayuntamiento, que es quien tiene la potestad para ello) aunque una vez que se obtiene puede ser vendida de nuevo -cumpliendo una serie de requisitos- por su propietario, y aquí el precio se dispara: "en Valladolid hemos visto precios superiores a los 100.000 euros, hay gente que incluso se mete en créditos para pagar una licencia".

 

Desde TRIBUNA hemos querido contar con la opinión del los taxistas. En dos contactos con Radio Taxi (sociedad cooperativa que cuenta con 398 vehículos en Valladolid) no ha sido posible hablar con la persona indicada. Y en un tercer intento, varios taxistas en una parada de la capital han declinado hacer declaraciones.