Cyl dots mini

La provincia de Valladolid, mejor destino interior para un comparador de alojamientos

La iglesia de Mayorga de Campos. Fotos: JCYL

Según Hundredrooms, la ciudad tiene potencial para viajar con niños gracias a sus zonas verdes, parques y actividades para los menores.

La capital vallisoletana es un destino turístico ideal para familias. Sus numerosas zonas verdes, parques y actividades para los más pequeños la convierten en uno de los destinos de interior con mayor potencial para un viaje con niños, según el comparador de alojamiento vacacional Hundredrooms. Aunque el centro de la ciudad albergue la mayor parte del interés histórico y cultural de Valladolid, la oferta de ocio de la provincia también resulta ser un gran atractivo turístico.

 

En cuanto a alojamiento, el turismo rural es una alternativa puntera para los viajes en familia. Según los datos más recientes del Instituto Nacional de Estadística, Castilla y León es el destino preferido por los que eligen esta forma de viajar, con casi 200.000 pernoctaciones, un 80% por ciento más que el año pasado. Además, durante la Semana Santa, Valladolid casi colgó el cartel de completo, cuando los alojamientos vacacionales en el centro de la ciudad llegaron a alcanzar los 150 euros por noche para cuatro personas, el doble que de costumbre.

 

En la capital

 

Según explican desde el comparador, el Ayuntamiento de la ciudad ofrece un completo programa de actividades diseñadas para el turismo familiar. Los lugares de interés más importantes se encuentran en el casco histórico de la ciudad, aunque también hay otros sitios muy populares como el Museo de Ciencia de Valladolid. Para estimular el ambiente cultural, el Museo Casa de Cervantes organiza actividades infantiles y para familias en períodos vacacionales y fines de semana durante el verano. La oferta de alojamiento vacacional para familias en el centro histórico de Valladolid permite pasar una semana por un precio medio de 127 euros por noche en julio y 124 en agosto aunque hay alternativas desde 70 euros para ambos meses.

 

En el norte de la provincia

 

La Tierra de Campos vallisoletana es un hervidero de actividades para los más inquietos. El Museo del Pan, en Mayorga, el Ecomuseo de Tordehumos, los del Queso y Calzado de Villalón de Campos, el Centro de Interpretación de la Matanza, ubicado en Palazuelo de Vedija, entre otros, son valiosos proyectos didácticos que ilustran al viajero sobre antiguas tradiciones de la provincia. De igual forma, la comarca sorprende con su vasto patrimonio artístico en forma de perlas arquitectónicas como la calzada y puente romanos de Becilla de Valderaduey o la Iglesia de Santa María del Castillo en Cuenca de Campos. El precio medio de una casa rural en la comarca es de 134 euros por noche para toda la familia en julio y 100 en agosto.

 

Al sur de Valladolid

 

También conocida como Tierra de Pinares, la zona más meridional de la provincia destaca por su variedad de recursos. La comarca, que se extiende también por la zona norte de la provincia de Segovia, debe su nombre a la frondosidad de su flora. Los museos de Alaejos y Fresno el Viejo albergan muestras de aperos y útiles de labranza ya en desuso. Joyas históricas como Olmedo ponen a disposición del viajero su Palacio del Caballero y en el caso de Medina del Campo, se puede visitar el Palacio Testamentario donde murió la reina Isabel la Católica en 1504. En Almenara de Adaja-Puras, el Museo de las Villas Romanas invita a conocer cómo se vivía en una villa romana del siglo IV a través de vestigios arquitectónicos que han sacado a la luz mosaicos y bellas paredes pintadas. El precio medio en la comarca para una casa rural familiar es de 188 euros por noche en julio y 206 en agosto, aunque existen opciones desde 30 euros la noche.