La producción de lenteja de Tierra de Campos disminuye un 80% por las lluvias

La IGP asegura que se mantiene la calidad y precio de un producto que aspiran a que alcance 10.000 hectáreas en unos diez años.

La producción de lenteja de Tierra de Campos ha disminuido en un 80 por ciento debido a la escasez de lluvias, de manera que se han alcanzado las 2.000 toneladas frente a las 8.000 del año anterior a pesar de que la superficie sembrada ha aumentado en 200 hectáreas y ha alcanzado las 5.600.

 

Así lo ha explicado el presidente de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Lenteja Tierra de Campos, José Andrés García, quien ha asegurado que aunque se ha reducido la producción, se mantiene la calidad y el precio, que ronda los 60 céntimos para el productor y alrededor de 1,8 euros de venta al público tras su procesado y envasado.

 

García ha explicado que la lenteja tiene estabilizado el precio porque, además de la firma de contratos que lo ha propiciado, éste viene marcado por la producción que llega de otras zonas de España y de fuera del país para alcanzar alrededor de 45.000 toneladas de lenteja de este tipo que se consume.

 

En esta línea, ha explicado que dentro de los precios agrícolas la lenteja tiene un rendimiento adecuado y resulta "muy rentable", dada su estabilidad y precio "competitivo".

 

El presidente de la IGP -que abarca zonas de León, Palencia, Valladolid y Zamora- ha señalado que el objetivo que se persigue es llegar a las 10.000 hectáreas cultivadas a "medio plazo", unos diez años, algo que ven posible sobre todo si se tiene en cuenta que en los años 60 se contabilizaban unas 20.000.

 

García, en declaraciones a Europa Press, ha añadido que la IGP cuenta ahora con dos grupos operativos, uno de los cuales trabaja en la imagen de la lenteja y otro en la genética, mediante la investigación que permita mejorar la recogida del cultivo mediante un mayor crecimiento de la planta que haga más factible el uso de maquinaria.