La Procesión de las Cinco Llagas y el Cristo de la Misión reúnen a miles de personas en el centro de Valladolid

Imágenes de las Cinco Llagas (izq.) y del Cristo de la misión (dcha.). J.P.

Ambos eventos tuvieron lugar en la tarde del Sábado de Pasión, en la que se creó expectación por ver a la imagen del Ejército.

El Sábado de Pasión y el buen tiempo hicieron que miles de personas se reunieran en el centro de Valladolid para presenciar los dos eventos más destacados en este día. Primero salió el Cristo de la Misión, propiedad del Ejército, que se estrenó en la capital y después lo hizo la procesión de las Cinco Llagas.

 

El Ejército sacó a la calle esta Semana Santa, por vez primera, una imagen de su propiedad para participar en un desfile procesional. Se trata de un Ecce Homo del siglo XVII encontrado en una unidad militar de Burgos, perteneciente a la Agrupación de Apoyo Logístico 61, que ha sido restaurado y cedido para ser procesionado en la Semana de Pasión vallisoletana.

 

La imagen se vio al regreso de la procesión, después de las ocho y media de la tarde, cuando entre en el interior del Palacio Real, y antes en torno a las seis y media, cuando el Cristo de la Misión portado por doce militares salga a la Plaza de San Pablo para ser entregado a los cargadores de la Hermandad del Santo Cristo de los Artilleros, cofradía que está celebrando los setenta y cinco años de sus primeros estatutos fundacionales.

 

El cortejo procesional llegó hasta el Monasterio de Santa Isabel de Hungría, donde se realizo un breve acto de oración. Ya dentro del Palacio Real se celebró un acto en recuerdo a todos los hombres y mujeres que dieron su vida por España, con la interpretación de la marcha 'La Muerte no es el final'.

 

SILENCIO ABSOLUTO

 

Cuando todavía no había terminado ese evento, comenzó la procesión de las Cinco Llagas. Con una Plaza de la Trinidad con gran afluencia de público, el ambiente fue descendiendo hasta rozar el silencio absoluto, fruto de la admiración generada, lo que es destacable cada año de la Cofradía Penitencial de la Sagrada Pasión de Cristo.

 

La procesión salió pasadas las 20:00 horas del Real Monasterio de San Quirce y Santa Julita, mismo templo al que regresó tras completar el recorrido donde tuvieron lugar las llagas: Rondilla de Santa Teresa(segunda), Convento de la Concepción (tercera), Convento de Santa Isabel(cuarta), e Iglesia Parroquial de San Nicolás de Bari, (quinta).

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: