La primera fila de Camela: crónica de horas de espera, pancartas y cánticos

Algunos de los privilegiados que pudieron disfrutar de Camela en primera fila. ÁNGEL PISANO

El dueto madrileño cuenta con fans de todos los lugares de España, que no dudaron en acercarse hasta la ciudad del Pisuerga para escucharles. 

Dioniso Martín Lobato y María de los Ángeles, más conocidos como ‘Camela’, seguro que jamás imaginarían a ser uno de los grupos españoles con más ventas en las últimas décadas. Concretamente el segundo solo por detrás de ‘La Oreja de Van Gogh’.

 

Esto les ha llevado a abarrotar una Plaza Mayor de Valladolid que respiraba ansiosa para ver a este dueto promotor y precusor del techno-rumba.

 

Entre estas 27.000 personas se encontraba Sergio, un salmantino que desde las 16:00 horas esperaba en primera fila para ver a sus ídolos. Ataviado con su bufanda de ‘Camela’, este joven pudo disfrutar del grupo madrileño que entonó algunas de sus canciones favoritas.

 

Sergio con la bufanda de 'Camela'. ÁNGEL PISANO

 

Minutos antes del comienzo, un cántico al unísono se apoderó de toda la Plazo Mayor, y es que los miles de espectadores que allí estaban entonaron el ‘Camela, Camela’, mientras esperaban a que los cantantes saltaron al escenario.

 

‘Cuando zarpa el amor’,  uno de los grandes éxitos de Camela, es una de las canciones favoritas de María, una joven que emocionada esperaba en los al rededores del Ayuntamiento de Valladolid a que los artistas aparecieran.

 

Miles de personas esperando a que Camela saliese al escenario. ÁNGEL PISANO

 

La primera fila de un concierto es el sitio más codiciado por el público. Esto es porque no es solo el lugar para que tú puedas ver a tus ídolos más cerca, si no para que ellos también te vean a ti. En estos casos son muchos los que aprovechan para llevar pancartas y pedir algún objeto, es el caso de una niña, que lucía en primera fila una cartulina en la que se podía leer “Ángeles por favor me regalas tu sombrero”.

 

Una niña sostiene una pancarta en la que se lee "Angeles por favor regalame tu sobrero". ÁNGEL PISANO

 

Cierto es que las horas de espera pueden provocar que te llegue el cansancio más rápidamente, pero no es el caso de Ana, una mujer de 40 años, que tras más de 4 horas de espera, comenzó a saltar cuando salieron los cantantes olvidándose de todo cansancio acumulado.

 

Un ambiente único para un concierto único, eso es lo que ha provocado Camela en Valladolid, que ha cumplido, seguro, con todas las expectativas de sus miles de fans.