La primavera entra en Valladolid con aires de invierno

El cambio de estación, que tuvo lugar este 20 de marzo, no se ha percibido: sigue el frío, el viento, y se anticipipan jornadas de nieve en la provincia.

La primeravera, ya saben, la sangre altera. Aunque con la temperatura y las condiciones atmosféricas en Valladolid, más bien esta nueva estación la sangre hiela. Porque aunque este martes 20 de marzo ha entrado, de forma oficial, la estación de las flores, lo cierto es que quien salga a la calle preferirá la bufanda antes que el vestido o las bermudas. Al menos durante los próximos días.

 

Y es que desde hace semanas compartimos nuestros paseos junto a las inclemencias meteorológicas, es decir, el agua, el viento, el frío e, incluso, nieve que cayó hasta en la capital, tan poco acostumbrada a este fenómeno en la última década. Y aunque el calendario diga que debería ser distinto, por eso de la primavera (y de que estaremos a 21 de marzo), poco cambiará.

 

El sol brillará este miércoles 21, aunque con frío. Máxima de 9 grados que encima debemos considerar como tregua ya que el viernes vuelven las precipitaciones, en forma de lluvia y, según pronostica la Agencia Estatal de Meteorología, puede que también con nevadas el sábado. Y acompañados con rachas de viento de hasta 35 kilómetros por hora, que van a coincidir con el inicio de la Semana Santa.

 

La parte positiva de esta situación es que los pantanos crecen, los ríos aumentan su caudal, y la sequía se vuelve menos acuciante aunque sin dejarla atrás.

 

En el horizonte, Valladolid sí atisba días primaverales. La próxima semana, a partir del martes 27, se esperan temperaturas máximas cercanas a los 15º y jornadas soleadas. Para saber lo que pasará para los días grandes de la Pasión, Jueves y Viernes Santo, aún es pronto, aunque se pronostican lluvias. Bienvenida, primavera.

 

 

 

 

Noticias relacionadas