Cyl dots mini

La ponencia para la reforma del reglamento del Ayuntamiento de Valladolid celebra este viernes su primera reunión

Fernández Antolín y García (Vox) coinciden en subrayar que si se incrementan sueldos habrá que "explicar" y "justificar"

El secretario general del Ayuntamiento de Valladolid convocará para este viernes, 28 de junio, la primera reunión de la ponencia para la modificación del reglamento orgánico, que partirá con el trabajo ya avanzado al comienzo del pasado mandato y con la previsible discordancia en el asunto de los sueldos del alcalde y los concejales.

 

Los cinco grupos municipales afrontan este trabajo con buena disposición y como algo positivo, al tiempo que dan por hecho que habrá consenso en muchos de los puntos, a excepción de en lo relativo a las retribuciones, con las que el alcalde, Óscar Puente, ya ha apuntado a la posibilidad de anular la disposición que mantiene desde 2010 un recorte de entre el 10 y el 15 por ciento mientras el Grupo de Valladolid Toma la Palabra ha anunciado su propuesta de rebajarlos en un 25 por ciento.

 

En este sentido, el concejal socialista de Planificación y Recursos, Pedro Herrero, ha reconocido que es "pesimista" en el asunto de los sueldos, aunque ha recordado que como ya señaló el regidor hace unos días no se "atará" el acuerdo a la unanimidad y bastará con una "mayoría amplia, suficiente".

 

En todo caso, Herrero ha subrayado que la predisposición de los grupos es "buena", igual que lo era hace cuatro años, y hay sintonía en "la mayoría de artículos" a excepción del número 7, que es de los sueldos, que augura que será "más polémico" pues aparecen los desacuerdos.

 

Según Herrero, las posiciones de los grupos "no se han movido" y hay dos tendencias "marcadas y bastante opuestas, incluso en fundamentos éticos y morales". La primera, en la que considera que estarían el Grupo Socialista, el PP y Ciudadanos y que señala que los ediles son "trabajadores" y que cobran un sueldo que tiene que ser "con arreglo a una categoría y unas responsabilidades", por lo que hay que fijarlo en paralelismo con un nivel de funcionario.

 

La otra posición, en la que hace cuatro años estaban VTLP y Sí Se Puede, grupo que ya no está en el Consistorio, dice que los cargos públicos deben tener "sueldos muy ajustados en aras de una sensibilidad con las personas que más dificultades pasan". "No es que sean posiciones irreconciliables pero parten de ideas distintas", ha precisado.

 

Eso sí, ha considerado que no habrá las "dificultades" de hace cuatro años, cuando ha relatado que el Grupo Popular "sacó fuera de la negociación" el asunto de los sueldos con intención de utilizarlo "políticamente".

 

Otro de los debates, ha añadido, serán los medios de los grupos, ya que ha recalcado que el Ayuntamiento de Valladolid se ha caracterizado por ser "muy austero" ya que está "todavía presente el sello de Javier León de la Riva", de quien ha reprochado que apostaba por la austeridad "pero jugaba desde el gobierno", por lo que considera que "se asfixiaba a la oposición" y el ejecutivo salía "fortalecido".

 

Así, Herrero espera que se acuerde asignar más medios económicos y quizás humanos a los grupos. De hecho, ha recordado que el Grupo Municipal Socialista tuvo durante el pasado mandato una asignación mensual de algo más de 300 euros, algo que cree que "no puede ser así".

 

Además hay otros muchos artículos sobre transparencia, funcionamiento de comisiones y del Pleno o a nivel administrativo, que prevé que no generarán controversia política y que aportarán al Consistorio métodos de trabajo "más ágiles, más modernos". Para ello, ha recordado que hay trabajo avanzado ya que existe un borrador con los acuerdos que los representantes de los grupos asumieron ya hace cuatro años.

 

Efectivamente, Manuel Saravia ha reconocido que su posición en cuanto a sueldos será distinta a la del PSOE y ha aventurado que ese será uno de los "puntos de fricción" en la mesa de negociación, ya que cree que habrá diferencia en los votaciones.

 

Por lo demás, ha considerado positivo que se inicie el trabajo en esta ponencia y ha augurado que el trabajo va a ir "rápido".

 

Por su parte, la portavoz adjunta del Grupo Municipal Popular, María de Diego, ha indicado que afrontan la ponencia con "optimismo y con trabajo", con el objetivo de que el Ayuntamiento dé el "mejor servicio a los ciudadanos para tener un mejor funcionamiento interno".

 

NO CENTRAR EL DEBATE "SÓLO EN LOS SUELDOS"

 

Así, ha manifestado que los miembros del PP se sentarán con el ánimo de llegar "al mejor resultado posible", aunque ha matizado que no pretenden que el debate se centre "solo en los sueldos", pues cree que hay "muchas otras cosas", como la transparencia la participación, o cuestiones de funcionamiento.

 

Por otro lado, el portavoz del Grupo de Ciudadanos, Martín Fernández Antolín, ha mostrado confianza en poder dotar al Ayuntamiento de los medios humanos, materiales y jurídicos propios para que todos los grupos puedan "hacer la mejor labor".

 

Eso sí, ha incidido en que los acuerdos que se tomen merecerán "una explicación" a los ciudadanos, ya que hay que relatar que si se toman medidas de incremento de los sueldos habrá que trasladar a la ciudadanía que "hay que dignificar la figura del representante municipal" y explicar "qué hace" el alcalde, un concejal o los portavoces, así como "rendir cuentas".

 

Los cambios, ha señalado Fernández Antolín, irán en la dirección de modernizar el funcionamiento y se ha mostrado convencido en que los grupos podrán ponerse de acuerdo y no ocurra como hace cuatro años, cuando considera que el PP "abortó el trabajo".

 

Finalmente, el portavoz de Vox, Javier García Bartolomé ha explicado que espera que el trabajo de la ponencia permita adecuar y mejorar el funcionamiento de los grupos, lo que, ha matizado "no implica necesariamente subidas de sueldo ni más personal".

 

Eso sí, ha coincidido con el representante de Ciudadanos en que si se acuerda dar más recursos a los grupos "tiene que ser justificado" y poder explicárselo a la gente", algo que va en consonancia con la postura que mantuvo el pasado martes ante el incremento en un 25 por ciento de las percepciones de los concejales sin dedicación, en el que el edil se abstuvo.

 

"Creemos que hay que ligarlo a un desempeño, porque puede darse el caso de una persona que no participa en ninguna comisión y solo va a los plenos y cobre lo mismo que una persona que va al pleno y a cinco comisiones", ha explicado.

 

García Bartolomé ha explicado que ha solicitado al secretario general el borrador de la ponencia de hace cuatro años, ya que "básicamente había consenso entre todas las fuerzas", salvo en los sueldos.