La Policía Municipal notifica otra denuncia a un dueño de un perro sin bozal ni atar

El acta fue levantado en el Parque de Canterac. En las redes sociales los usuarios se dividen entre los partidarios y los detractores de estas medidas.

La Policía Municipal informó en la noche del martes 10 de enero que había levantado un acta-denuncia al propietario de un perro de raza coniserada potencialmente peligroso en el Parque de Canterac por llevar al animal suelto y sin bozal, requisitos que marca la Ley para este tipo de mascota.

 

Es la segunda de la que informa el cuerpo en apenas un par de días, ya que el día 8 de este mes otro dueño fue denunciado por el mismo motivo. El debate se abrió entonces en las redes sociales, donde algunos usuarios se mostraron a favor de este tipo de sanciones mientras que otros criticaron el sentido de esta normativa.

 

En el ordenamiento regional sobre esta materia, del que bebe jurídicamente la ordenanza municipal de Valladolid sobre razas de perros potencialmente peligrosos, se incluyen las siguientes: Pit Bull Terrier, Staffordshire Bull Terrier, American Staffodshire Terrier, Rottweiler, Dogo Argentino, Fila Brasileiro, Tosa Inu y Akita Inu. Además en el anexo se especifican una serie de características físicas que hacen que los perros sean también considerados peligrosos.

 

La concejala María Sánchez, durante la elaboración de este reportaje sobre los perros potencialmente peligrosos (ppp), detalló que en lo que se llevaba de 2016 (hasta noviembre) los perros ppp habían protagonizado seis mordeduras de las 29 totales registradas, la mayoría de ellas a adultos.

Noticias relacionadas