La Policía Municipal comienza a impedir el paso de vehículos no autorizados en Cánovas del Castillo

Los dos agentes de Policía Municipal explican a un conductor no autorizado que debe circular por la Bajada de la Libertad. JUAN POSTIGO

El intenso tráfico registrado en la mañana de este lunes desde Poniente hasta Cánovas se encontró a dos agentes que obligaban a circular por la Bajada de la Libertad

Era cuestión de tiempo. Después de los últimos cambios en los carriles que van desde Poniente hasta Cánovas del Castillo y la Bajada de la Libertad, los conductores de Valladolid siguen entrando a la primera calle por la que desde hace unos días tan solo pueden acceder buses, taxis y residentes. Hasta que este lunes agentes de Policía Municipal se han situado en el cruce para impedir el paso de los infractores.

 

En unos instantes de un tráfico bastante intenso, avanzada la mañana, ambos se han situado debajo de la propia señal donde se dejaba bien claro quiénes eran los únicos que podían circular por allí. Así uno tras otro, mientras intentaban entrar, eran interceptados por la autoridad.

 

En todo caso la Policía ha seguido con la tónica que explicó el concejal de Movilidad, Luis Vélez, hace unos días en Tribuna. Es decir, por ahora intentar concienciar a la gente y no multar. Todo conductor que entraba se encontraba con el correspondiente agente haciéndole ver que debía desviarse sí o sí hacia la Bajada de la Libertad, con el consiguiente atasco de varios coches intentando pasar por una sola vía.

 

Hubo incluso alguno que directamente requirió explicaciones a los dos agentes para que se le informara del por qué no se podía acceder por Cánovas del Castillo. La respuesta era señalar la señal que dejaba patente que solo entraban buses, bicicletas y residentes. Todavía queda tiempo para que la ciudadanía se concience.

Noticias relacionadas