La Policía intenta detener a un varón que ha disparado varias veces desde la ventana de su casa en la calle Embajadores

Intervención policial en la calle Embajadores. Foto: @jusapolpucela

Varias dotaciones de policía, entre ellas agentes de la UIP y un mediador, se encuentran en las inmediaciones del portal para tratar de detener al varón que rechaza entregarse. Los GEO se desplanza al lugar y los vecinos temen porque el hombre ha vuelto a disparar al aire

Agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) intervienen en estos momentos en un domicilio de Valladolid desde el que un varón, de 83 años, ha efectuado varios disparos. Un negociador se encuentra intentando mediar con el octogenario con la ayuda de un familiar del mismo sin aparente resultado, por lo que se procederá a la detención con la ayuda de los GEO.

 

El hombre encuentra atrincherado en su casa desde las 10.00 horas y está armado con dos escopetas de caza, con las que ha disparado varias veces desde la ventana de su casa, situada en la calle Embajadores. 

 

Varias dotaciones de policía, entre ellas agentes de la UIP, se encuentran en las inmediaciones del portal para tratar de detener al varón, mientras la Policía Local ha cortado la calle, situada en el barrio de Las Delicias. De momento, según las mismas fuentes, no se ha producido ningún herido.

 

El hombre rechaza entregarse y en los últimos momentos ha vuelto a disparar al aire. Durante la negociación también se le ha podido oír decir: "Pagamos muchos impuestos, el alcalde tiene la culpa de todo". A lo largo de la mañana, se le ha visto atar cortinas y cuertas que han llegado desde la terraza de su vivienda a la acera. 

 

Se ha personado la Policía Nacional y un mediador está intentando desde entonces hacerle entrar en razón para que se entregue y entregue las armas. Está también colaborando con la Policía Nacional un familiar del varón, pero parece ser que en  estos momentos sigue sin atenerse a razones, con lo cual la Policía va a proceder a su detención intentando que se cause el menor daño posible”, señala  el subdelegado del Gobierno en Valladolid, Emilio Álvarez.