La Policía de Valladolid intensifica el control de los límites de velocidad desde este lunes

Del 6 al 12 de agosto se pone en marcha, junto a la DGT, una campaña de especial vigilancia.

La Policía Municipal de Valladolid intensifica desde este lunes 6 de agosto y hasta el próximo domingo día 12, la vigilancia y control de los límites de velocidad en colaboración con la campaña promovida a nivel nacional por la Dirección General de Tráfico.

 

Según explica la Policía Municipal, a través de un comunicado remitido a Europa Press, circular a la velocidad adecuada podría evitar la cuarta parte de los fallecidos en accidentes de tráfico.

 

Cada año, más de 300 personas mueren en las carreteras en accidentes y en un 22 por ciento de estos siniestros mortales se apreció el exceso de velocidad como uno de los factores determinantes.

 

Para los ocupantes del automóvil, el llevar correctamente puestos los cinturones de seguridad, puede proporcionarles protección para una velocidad máxima de 70 kilómetros hora en impactos frontales y de 50 kilómetros hora en laterales.

 

Además, a partir de 80 kilómetros hora es prácticamente imposible que un peatón salve la vida en un atropello, mientras que a una velocidad de 30 kilómetros hora el riesgo de muerte para el peatón se reduce al diez por ciento.

 

El exceso de velocidad no sólo incide en la seguridad vial, también tiene una influencia negativa sobre el medio ambiente, la calidad de vida y el consumo de combustible, recuerda la Policía Municipal.

 

Esta campaña va destinada a vigilar y controlar intensivamente el cumplimiento de la normativa aplicable. La Ley de Seguridad Vial y el Reglamento General de Circulación fijan esta normativa a los límites genéricos y específicos de velocidad, señala el comunicado.

 

El incumplimiento de estas normas está tipificado como infracción grave o muy grave, sancionadas con multas de 100 a 600 euros.

 

El artículo 379 del Código Penal, establece que el que conduzca un vehículo de motor o un ciclomotor a velocidad superior en sesenta kilómetros por hora en vía urbana o en ochenta kilómetros por hora en vía interurbana a la permitida reglamentariamente, "será castigado" con la pena de prisión de tres a seis meses o a la de multa de seis a doce meses y trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y, en cualquier caso, a la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

 

Además, la Ley del Permiso por Puntos contempla la pérdida de entre dos y seis puntos por este tipo de infracción, dependiendo del exceso de velocidad cometido.

 

Desde la entrada en vigor de esta Ley más del 40 por ciento de las infracciones y más de un 48 por ciento de los puntos detraídos lo han sido por causa del exceso de velocidad.