La Policía de Valladolid instruyó 78 denuncias por violencia doméstica en 2017, 9 más que el año anterior

Del total de las intervenciones, 73 fueron con mujeres y 5 con hombres. Además, menos usuarias utilizaron el teléfono de emergencia y el sistema VioGén de seguimiento de víctimas del maltrato.

El concejal de Seguridad y Movilidad, Luis Vélez, y la intendente jefe de la Policía Municipal de Valladolid, Julia González, han presentado este viernes la memoria del Servicio, en la que se expone que el servicio de Asistencia a Víctimas de Violencia Doméstica instruyó 78 atestados por malos tratos físicos o psicológicos en 2017, 9 más que los 59 que se registraron en 2016. Del total de los atestados, 73 fueron con mujeres y 5 con hombres. Sin embargo, los datos alumbran que en el pasado año descendió el número de mujeres que utilizaron los teléfonos de emergencia y de aquellas registradas en el sistema VioGén.

 

Uno de los mecanismos para la atención a las mujeres que sufren malos tratos es el teléfono 016, puesto en marcha por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para prestar información y asesoramiento jurídico a las víctimas de la violencia de género. A pesar del aumento en el número de intervenciones de la Policía de Valladolid por malos tratos en 2017, las llamadas al teléfono de emergencia descendieron de las 70 registradas en 2016, a 67. Asimismo, el sistema de Seguimiento Integral en casos de Violencia de Género (VioGén), puesto en marcha hace 11 años, atendió en 2017 a 113 mujeres, dos menos que el año anterior.

 

En cuanto al tipo de agresión, destacan los malos tratos físicos con 27 casos, seguidos del apartado de malos tratos físicos, insultos y amenazas en 14 ocasiones. En el resto de datos, destaca que en nueve situaciones se produjeron insultos y amenazas, en siete malos tratos físicos y psíquicos y en cinco amenazas graves. Del total de 78 atestados, solo seis utilizaron un arma y 22 contaban con una orden de protección.

 

La violencia de género es un problema candente en la sociedad actual y, cada vez más, se intenta concienciar a la sociedad y poner ayudas al servicio de las afectadas para disminuir los casos o, en su defecto, reducir los efectos de este tipo de conflictos. Sin embargo, a pesar de los esfuerzos, las intervenciones por violencia doméstica, y en especial por violencia de género, siguen aumentando año tras año.

Noticias relacionadas