La Policía caza 'in fraganti' a un hombre de 44 años que llevaba “meses” causando daños a vehículos en La Rondilla

El coche patrulla que resultó dañado. @PoliciaVLL

Los agentes esperaban en un coche policial camuflado, al que el sospechoso también arrancó el limpiaparabrisas trasero.

La Policía de Valladolid interceptó a una persona que llevaba “meses” causando daños a los vehículos estacionados en la calle Siglo de Oro, en el vallisoletano barrio de La Rondilla. Roturas de espejos y de limpiaparabrisas, pinchazos en las ruedas… Así se las gastaba este hombre de 44 años que campó a sus anchas y sembró el terror entre los propietarios de los vehículos que veían como, día tras día, aparecían nuevos daños en sus turismos.

 

Pero la Policía montó un dispositivo y, tal y como reconocen los agentes, el sospechoso “pico”. Escondidos en la parte trasera de un coche patrulla, el autor de los daños –ni corto ni perezoso- arrancó uno de los limpiaparabrisas, concretamente el trasero. Lo que poco podía sospechar es que se trataba de un vehículo policial y que dentro le esperaba una patrulla, dispuesta pillarle 'in fraganti'.

 

Según fuentes policiales, el autor de los hechos esgrimió que los coches a los que causó algún tipo de daño se encontraban aparcados en un lugar donde está prohibido el estacionamiento. Por supuesto, ya ha sido denunciado.

Noticias relacionadas