La Policía busca al ciudadano marroquí huido tras hallarse 12 kilos de hachís en su casa de Arroyo

El valor total de la droga incautada en el municipio de Valladolid superaba los 66.000 euros y cuando iban a detener al acusado este se fugó con su coche.

La Policía Nacional de Valladolid continúa la búsqueda de un ciudadano de origen Marroquí en cuyo domicilio halló el pasado enero cerca de 12 kilos de hachís y más de 80 gramos de cocaína con un valor global que supera los 66.000 euros. El presunto traficante se dio a la fuga tras lograr eludir el cerco policial montado ante su domicilio, en Arroyo de la Encomienda.

 

El fugado es uno de los presuntos integrantes de la red desarticulada por la Policía Nacional y que, provisionalmente, se ha saldado hasta la fecha en Valladolid y Palencia con la detención de cuatro personas, con edades comprendidas entre 35 y 42 años, acusadas de traficar no sólo con drogas sino también de robar piezas de automóviles para revenderlas luego fuera de nuestro país.

 

En el caso del vecino de Arroyo la operación tendente a su detención fue efectuada inicialmente por la Brigada Provincial de Información, cuyos integrantes venían investigando al citado individuo por un delito de robo o receptación de piezas de vehículos, si bien a la misma se sumaría posteriormente el Grupo VIII de la Brigada Provincial de Policía Judicial, especializada en delitos contra la salud pública, una vez que en el registro practicado en su domicilio se descubrieron las referidas sustancias estupefacientes, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

 

Los hechos se remontan a las 08.30 horas del pasado día 23 de enero, fecha en la que la Brigada de Información montó un dispositivo tendente a la detención de M.A. en las inmediaciones de su vivienda, sita en la calle Juan de la Cosa de Arroyo de la Encomienda.

 

Fue sobre las 09.15 horas cuando el sospechoso salió de su domicilio a bordo de un Opel Astra que tres funcionarios policiales, en un vehículo sin distintivos policiales, le dieron el alto y se identificaron como agentes de la Policía Nacional.

 

PELIGROSA HUIDA

 

El ciudadano marroquí, lejos de atender los requerimientos de los policías, se subió con su coche a la acera, poniendo en peligro la seguridad de dos viandantes, y se dio acto seguido a la fuga, en cuyo trayecto tomó la Autovía de Castilla en dirección, presumiblemente, hacia Madrid, sin que desde entonces se haya vuelto a tener noticia alguna sobre su paradero, aunque todo apunta que pudiera haberse refugiado en su país de origen.

 

Ese mismo día, la policía solicitó autorización judicial para la entrada y registro de su vivienda en la localidad arroyana, donde los agentes actuantes, además de material del sector del automóvil de procedencia ilícita los agentes, descubrieron numerosas sustancias estupefacientes.

 

El inesperado hallazgo obligó a la policía a paralizar el registro y a solicitar al Juzgado de Instrucción número 6 una ampliación del auto correspondiente para la incautación de la droga y el dinero procedente, supuestamente, de su tráfico ilícito, con incorporación del Grupo VIII especializado en este tipo de delitos.

 

En el interior del domicilio, la policía se incautó de casi 12 kilos de hachís y 86 gramos de 'coca', junto con dinero en metálico y diversos utensilios para la manipulación de la mercancía, entre ellos una balanza de precisión, todo ello valorado en 66.773,70 euros.

Noticias relacionadas