Tribuna mini Saltar publicidad
Publicad autobus 800x800 file

La polémica del "patatal" del campo de fútbol de la Universidad de Valladolid, un problema "económico" y de antigüedad

El campo de Fuente la Mora. TRIBUNA

Fernando García ‘Polaco’, el entrenador del equipo, asegura que viene de atrás, mientras que desde el Servicio de Deportes alegan que “tiene sus años” y se plantean reducir la actividad en él.

El equipo de fútbol de la Universidad de Valladolid milita en el Grupo B de la Regional Aficionado; la Preferente de toda la vida. Cuando juega en casa lo hace en las instalaciones de Fuente la Mora, cuyo campo hace muchos años era uno de los referentes en la comunidad. Pero eso quedó atrás, ya que, según su entrenador, Fernando García ‘Polaco’, ahora es “un patatal”.

 

El técnico del conjunto universitario hizo saltar todas las alarmas el pasado miércoles con unas polémicas declaraciones en el programa ‘#HacemosCantera en Radio Marca’, que se emite en esta emisora. “El campo de Fuente la Mora es un patatal. La subcontrata que lleva el tema de la jardinería pasa bastante del tema. Lo sabe hasta el Rector, pero cuando externalizas un servicio pueden pasar estas cosas. Somos los más perjudicados porque intentamos sacar el balón jugado desde atrás. No le veo solución, por más informes que mandamos”, dijo.

 

Estas palabras llegaron a la Universidad. El jefe del Servicio de Deportes, Antonio Blázquez, sorprendido ante las declaraciones, explica a este periódico que el problema está en que “el campo tiene sus años”. Otras fuentes me dicen que el campo no está mal. No estará como quiere el entrenador”, dice, aunque reconoce que “el drenaje no es el mismo y no hay recursos económicos”.

 

La empresa encargada de este servicio también está al tanto a la queja pública de Polaco. “Nos ha mostrado su malestar. Las palabras fueron fruto de un calentón. Yo soy partidario de lavar los trapos sucios en casa. El Rector está preocupado por la situación”, señala.

 

 

Blázquez afirma que “la empresa es consciente”. “Hace todo lo que puede y no lo consigue; eso es una realidad. El campo sufre mucho las condiciones climatológicas y las horas de entrenamiento. No sé lo que pasará en invierno”, lamenta.

 

Todas las partes mantuvieron una reunión el año pasado para tratar el tema, que por aquel entonces ya era preocupante y podría poner en peligro la integridad física de los jugadores. “Se habló de resembrar con mejor abono y limitar las horas de entrenamiento. Si la empresa tuviera 150.000 euros, utilizaría más medios. Es un tema de presupuesto. La Universidad no puede destinar 300.000 euros a cambiar el tapete, explica.

 

Respecto a la opción de limitar las horas de entrenamiento, el jefe del Servicio de Deportes afirma que “el entrenador no quiere”. “Lo entiendo”, apunta. Pero, de seguir así la situación, todo hace indicar que la entidad tendrá que tomar esa decisión. Lo utiliza el Uni, dos equipos de la escuela y el de Derecho, que cuando el campo está mal no juega ahí. Ya la temporada pasada a Fundación Municipal de Deportes nos permitió entrenar en Pepe Rojo, relata.

 

Parece que la polémica va para largo. Mientras tanto, el Uni deberá adaptarse a las condiciones para sacar el curso adelante. De momento, cuenta con ocho puntos en las primeras cinco jornadas y tan solo se encuentra a tres del líder, el Ciudad Rodrigo. Este domingo logró su segunda victoria consecutiva, tras golear al Hergar a domicilio (0-4).

Noticias relacionadas