La playa de Valladolid recupera su vida con la apertura del chiringuito ‘Pera Limonera’

Tras las polémicas que han rodeado la concesión de este espacio, la empresa La Cotorra Drinks abre las puertas del nuevo local junto río este jueves, 12 de julio.

Hablar de que una ciudad de interior como Valladolid tiene playa parece una gran locura ya que se encuentra a cientos de kilómetros de una costa, pero es real. La capital castellana cuenta con una gran playa fluvial que está bañada por las aguas del río Pisuerga a su paso por la ciudad.

 

La Playa o Parque de las Moreras, así se llama, es un lugar en el que cada verano los habitantes de la ciudad de Valladolid aprovechan para tomar el sol y disfrutar, un poco, del ambiente playero sin tener que salir. Se encuentra paralela al Paseo de Isabel la Católica y junto al río Pisuerga. Además cerca podemos encontrar el Edificio Duque de Lerma (195m); el Museo Patio Herreriano (417m); el Museo de Valladolid (431m); la Iglesia de San Miguel (458m) o La Rosaleda (507m).

 

El Parque fue construido en el año 1700 y la playa en 1951. Desde entonces se ha ido mejorando el aspecto y las instalaciones hasta hoy, que ya cuenta con numerosas comodidades como aparcamientos o baños y una zona para hacer ejercicio. Y, como toda playa cuenta con un chiringuito.

 

El chiringuito situado junto al río, estaba siendo explotado durante los años anteriores a través de una autorización otorgada por el Área de Seguridad y Movilidad, hasta que hace unos meses la Junta de Gobierno del Ayuntamiento sacó una nueva licitación bajo concesión pública en concurrencia competitiva. El espacio presenta una superficie útil de 459,53 metros cuadrados y se proyecta un edificio de 149,26 metros cuadrados en planta baja, que dispondrá de una terraza descubierta de 310,27 metros cuadrados con capacidad para 207 personas en éste ámbito.

 

El proceso de adjudicación se resolvió el pasado 13 de septiembre. Tras estudiar todas las posibilidades y las cinco posibles empresas que concursaron por la concesión, rodeada de una gran polémica de la que ya habló Tribuna de Valladolid anteriormente, los también responsables del gastrobar ‘La Cotorra’ y de ‘La Cacatúa’ (grupo Bla Bla Bla), serán los encargados de gestionar durante los próximos nueve años el chiringuito de La Playa de las Moreras. Sobre el terreno han levantado un establecimiento que pretenden que sea llamativo y se adapte al entorno.

 

Su apertura será este jueves día 12, y estará dirigido por Víctor Redondo, que asumirá la gestión de este espacio. Un local moderno, original, adaptado al entorno y respetando y cuidando las maravillosas vistas al Pisuerga. Su nombre ‘Pera Limonera’ y ofrecerá distintas ofertas diferentes durante todo el año.

 

Un edificio de planta baja que contará con la cocina y la zona del bar y que tendrá un aforo para 52 personas. Además, añade una terraza con una capacidad superior a 200 clientes, según consta en la autorización de la Concejalía de Urbanismo. El pago del canon anual está estipulado en 41.189 euros.

 

El local seguirá el diseño y estilismo de sus otros dos negocios: exotismo, decoración de estilo africano y calidez en la iluminación. Un proyecto muy llamativo, con mobiliario bonito y una de las paredes en tres partes que se abre en 45º. En el techo vegetación y placas solares. Restaurante, comedor fuera y dentro, y zona de picoteo. Comidas y cenas acompañadas de música en directo y una carta basada en la cocina mediterránea. Otra de sus propuestas será la fórmula ‘non stop’ con la que se mantendrá abierto el chiringuito desde el desayuno hasta las copas de la noche, de viernes a domingo, con propuestas de animación, culinarias y de coctelería.

 

Un local que promete para todos los habitantes de la ciudad, que dará vida nuevamente a la playa y un espacio del que podrán disfrutar vallisoletanos y visitantes con un enfoque nuevo, moderno y valiente.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: