La playa de las Moreras, un referente durante las fiestas de San Lorenzo

Un gran número de adolescentes se reúne cerca de las inmediaciones del Paseo de Isabel la Católica para pasar la noche.

Miles de jóvenes se aglutinan en la playa de Moreras durante las noches de los días de ferias. Cada grupo busca un espacio en el que poder sentarse, charlar y jugar con sus amigos acompañados de alcohol o tabaco para pasar la noche antes de ir a bailar a cualquier local. Al final la playa termina convirtiéndose en un macrobotellón con más vida de la que ha tenido nunca.

 

"No me gusta mucho venir aquí, pero es donde se reúne todo el mundo" ha contado un joven que estaba en las inmediaciones con sus amigos, el mismo que además, ha añadido que "es más barato que acudir a cualquier local, puesto que ya traes la bebida de casa".

 

Por otra parte, Valentina cree que "la playa de Moreras está muy bien porque hay mucho ambiente, además algunos días hay grupos de música, así que apenas acudo a locales porque me quedo toda la noche aquí". 

 

Todas las opiniones son válidas y además, muy diversas. Es cierto que hay poca luz, algunas personas peligrosas y falta de servicio, pero Moreras se ha convertido en el lugar clave para aglutinarse durante las ferias. "Puedes encontrarte con muchos conocidos, cuando voy al "baño" es raro que tarde menos de media hora ya que nos conocemos todos" ha comentado una joven entre risas. 

 

Acudir a la playa de la cuidad se ha convertido en una tradición entre los adolescentes de Valladolid que, además de beber, aprovechan para conocer a otras personas, jugar entre sus amigos o ponerse al día porque no pueden verse con tanta frecuencia. Es un punto de encuentro y una amplia zona para poder beber al aire libre.

 

"En ocasiones recojo la basura que genero, pero también es cierto que en algunas veces se me olvida", ha explicado Lucía. A la mañana siguiente, cientos de botellas y plásticos ensucian este lugar tan emblemático de la ciudad convirtiéndose en un verdadero vertedero. 

 

Sin embargo, las fiestas de San Lorenzo no es la única ocasión en la que los jóvenes deciden reunirse en la 'playa' vallisoletana; este lugar también se convierte en un importante punto de encuentro durante la noche de San Juan. Las Moreras ha pasado a convertirse en un referente para el público más adolescente de la ciudad.