La Plataforma Social de Valladolid llama a sumarse contra los recortes en Dependencia y anuncia nuevas protestas

Presenta sus demandas a IU y PSOE para llevar sus demandas a las Cortes de Castilla y León.

La Plataforma Social de Valladolid ha hecho un llamamiento a sumarse a este colectivo en contra de los recortes a la Dependencia y ha anunciado que volverá a salir a la calle para protestar por la reducción de los fondos destinados a esta materia.

 

La Plataforma, que integran UGT, CC.OO, la Asociación de Ayuda a los Dependientes y trabajadores sociales, se ha expresado así en el marco de una reunión que mantenido con representantes de IU y PSOE --el PP no ha acudido-- para llevar sus reivindicaciones a las Cortes de Castilla y León.

 

En este marco, José Antonio Sanz, de la Federación de Jubilados y Pensionistas de Comisiones en Valladolid, ha expresado la inquietud de la Plataforma ante los partidos políticos y ha manifestado las quejas por los recortes que "sufren" en Dependencia, los cuales considera que "no se pueden soportar" y ha llamado a sumarse a este colectivo.

 

Por su parte, la presidenta de la Asociación de Ayuda a los Dependientes, Yolanda Rubio, también ha hecho un llamamiento a sumarse porque considera que hay que "luchar" contra estos recortes que el año pasado asegura que han llegado hasta el 40 por ciento y han supuesto retirar la Seguridad Social a los cuidadores familiares, por ejemplo, pero además se "amenaza" con la posibilidad de más recortes.

 

Así, ha llamado a "salir a la calle" porque considera que "con lo que se ha tardado" en llegar a tener estas prestaciones la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Milagros Marcos, intenta "a toda costa quitar las prestaciones" de los cuidadores en el entorno familiar.

 

En el caso de la Asociación que preside, ha explicado, hay muchos niños dependientes y gente que ha dejado su trabajo para su cuidado, pero ahora han visto reducidas las prestaciones y suprimida la cotización a la Seguridad Social.

 

Rubio ha aclarado que no están en contra de los profesionales del sector, "ni mucho menos", pero ha aclarado que casi todos los menores están atendidos "perfectamente" en casa y ha cuestionado qué hay que hacer con ellos, ya que se percibe poco dinero de prestaciones y hay quien no puede hacer frente a los gastos del servicio privado a pesar de la ayuda vinculada a esta cuestión.

 

Además, se ha preguntado si hay que volver años atrás y tener "escondidos en casa" a estos dependientes, al tiempo que ha advertido de las situaciones "lamentables" que viven algunas familias que han tenido que pedir la Renta Garantizada de Ciudadanía para hacer frente a la situación.

 

ESFUERZO DE LAS FAMILIAS

 

Yolanda Rubio considera que es una "falta de respeto" a los cuidadores, que se "dejan la vida" por atender a estas personas "con cariño y dedicación" y ahora se anuncian futuros recortes.

 

En este marco, Julio Guati, de UGT, ha añadido que las personas mayores están en la misma situación que los menores y hay mucha gente que ha tenido que salir de las residencias porque no se pueden pagar.

 

A la reunión para recoger sus reivindicaciones han acudido la responsable regional de Política Social de IU, Conchi Ortega, y el secretario de Políticas Sociales del PSOE de Castilla y León, Jorge Félix Alonso.

 

Ortega ha criticado que el PP, "por la vía de los hechos", intente suprimir esta Ley de Dependencia y niega los derechos reconocidos en la misma y recorta prestaciones mientras utiliza el "eufemismo" de "ajuste de intensidad" para hablar de la reducción de horas de prestación.

 

Además, ha criticado que haya quien reciba la "ridícula" cantidad de 12 euros al mes como prestación o que no se invierta en un incremento de plazas públicas para dependientes sino en la prestación vinculada al servicio, que lo que hace es potenciar a empresas privadas "en detrimento de lo público". En este sentido, ha asegurado que esta prestación es cercana al 20 por ciento en Castilla y León frente al 6,8 de media nacional.

 

A este respecto, Jorge Félix Alonso ha asegurado que la prestación vinculada al servicio no cubre las necesidades de muchas personas y la económica no cubre la totalidad del servicio, por lo que quien no tiene dinero no puede hacer una aportación para recibir este tipo de servicios.

 

Asimismo, ha criticado que haya 670 personas menos en plazas públicas o que en la Comunidad haya 2.700 personas menos atendidas desde agosto del año pasado, de los que 2.100 son grandes dependientes, muchos de ellos mayores, que son los que "más lo necesitan".

 

El responsable socialista ha censurado que se reduzca el número de personas que acceden a las prestaciones y que "permanentemente se inventen discursos que no responden a la realidad" mientras hay 17.000 personas que esperan a 2015 porque son de Grado 1 y se ha paralizado su prestación hasta ese año.