La Plataforma de Afectados por la Hepatitis C de Valladolid pide un censo de presos enfermos

Miembros de la plataforma de afectados, durante un encierro en el Hospital Clínico.

El colectivo ha convocado dos actos el viernes y el sábado para pedir que la población reclusa pueda ser tratada en igualdad de condiciones. 

En concreto, el viernes la Plataforma de Afectados por Hepatitis C de Valladolid se concentrará a partir de las 12.00 horas en los exteriores de la Oficina General de Información y Atención al Ciudadano de Valladolid, en la calle Duque de la Victoria, 8, donde registrará sendos documentos dirigidos a Instituciones Penitenciarias en los que solicita datos reales del número de afectados por esta enfermedad en las cárceles españoles (las cifras más fiables hablan de un porcentaje superior al 22%, mientras la tasa mundial de afectados por hepatitis C oscila entre el 1,5 y el 3 % de la población).

 

También volverá a solicitar a dicha institución su derecho a entrar en el Centro Penitenciario de Villanubla para poder conocer "de primera mano" la situación de los afectados por esta enfermedad que están cumpliendo condena, informarles sobre las consecuencias de la enfermedad, los tratamientos de última generación y los requisitos y trabas que exigen los gestores de la sanidad para poder acceder a ellos.

 

Aprovechando su presencia en el Registro, solicitán, una vez más, al Ministerio De Sanidad que remita un censo de afectados por hepatitis C en España, el número de pacientes tratados hasta el momento con los nuevos medicamentos de última generación libres de Interferón, así como el coste de los nuevo fármacos aprobados en España para tratar esta enfermedad.

 

Por otro lado, el sábado, 26 de septiembre, se concentrarán en los exteriores del Centro Penitenciario de Villanubla, donde informarán tanto a los familiares que acudan a las visitas, como a los reclusos que salgan ese día con algún tipo de "permiso", de las acciones que están realizando desde la plataforma para denunciar la situación que viven los presos españoles afectados por esta enfermedad y comprometerse con ellos a no cejar hasta que sean tratados en igualdad de condiciones que el resto de los afectados.

 

Esta acción se encuadra dentro de las programadas por la Coordinadora de Afectados por Hepatitis C durante esos días en varios lugares del territorio español para acabar, de una vez, con la discriminación que está sufriendo este colectivo.