"La plantilla de Auvasa se merecería la privatización"; Puente se pone serio
Cyl dots mini

"La plantilla de Auvasa se merecería la privatización"; Puente se pone serio

Óscar Puente accediendo a un bus de Auvasa en una imagen de archivo.

El alcalde de Valladolid asegura que no se la plantean porque se trata de un Gobierno que intenta municipalizar servicios en vez de privatizarlos, pero que la situación es "muy difícil de soportar"

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, afirmó este jueves que la plantilla de la sociedad municipal de Autobuses Urbanos de Valladolid (Auvasa) “merecería” la privatización del servicio porque la situación “es muy difícil de soportar”, si bien matizó que el Gobierno municipal no llevará a cabo la privatización porque va contra sus principios.

 

“No nos planteamos ninguna privatización de ningún servicio público porque somos un Gobierno que siempre intenta municipalizar servicios”, aseveró Puente durante su participación en el programa Hoy por Hoy Valladolid de la Cadena SER, aunque afirmó que si no lo hacen en el caso de Auvasa “no es por falta de ganas” porque es “lo que se merecería esta plantilla”.

 

Y es que, ante la posibilidad de que se realicen paros entre los trabajadores de la sociedad municipal si el Ayuntamiento no atiende a sus reivindicaciones, Puente aseguró que el Comité de Empresa de Auvasa está “fuera de la realidad” al plantear un paro en un año “con un descenso de viajeros de cerca del 50 por ciento y con un déficit de 5,8 millones el año pasado” en la sociedad municipal.

 

“Convocan un paro porque dicen que despedimos a 18 trabajadores, que tienen una interinidad y la ley nos impide renovarles el contrato, pero ese no es el motivo real, sino que lo que subyace es la petición de un aumento de salario que no se atreven a explicitar”, declaró Puente, porque en su opinión “es difícil venderle a la ciudadanía que, con lo que cobran los trabajadores de Auvasa, que no es poco, se descuelguen con una petición de subida salarial y con paros en caso de que no se les suba”.

 

Según el alcalde de Valladolid, la situación “es una pena” porque, con estas reivindicaciones, “la sociedad pública de autobuses de Valladolid es imposible que avance”. “Somos rehenes del Comité de Empresa”, sentenció Puente, para quien los miembros de este último son “gente con la que es poco menos que imposible entenderse en nada”.

Noticias relacionadas