La planta de Philips en Valladolid, una de las más grandes de Europa, produce 250.000 luminarias anuales

A.MINGUEZA

El consejero de Fomento, Juan Carlos Suárez Quiñones, ha vistado la factoría en Valladolid, con 270 empleos, acompñados por el presidente y director general de la multinacional para España y Portugal, Josep Martínez, 

La fábrica de Philips Lighting en Valladolid produce 250.000 luminarias exteriores al año -el 85 por ciento de ellas dedicadas a la exportación-, no sólo para complejos deportivos, sino también para alumbrado público, vías de tráfico o infraestructuras como túneles, todas ellas "con la última tecnología LED". De todos sus productos, es la luminaria vial Luma la "estrella" de la factoría, la más importante de la compañía en Europa.

 

Así lo ha subrayado este miércoles el presidente y director general de la multinacional para España y Portugal, Josep Martínez, durante la visita que la factoría vallisoletana ha recibido de manos del consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones.

 

Precisamente, la planta -en la que trabajan 270 empleados- cuenta con una sala SMD (Sourface Mounting Devices) que permite la producción de circuitos electrónicos impresos para soluciones LED de alta eficiencia energética que constituyen los componentes esenciales incluidos en las luminarias que aquí se fabrican, y un laboratorio de tecnología LED definido por Martínez como "uno de los más completos de Europa".

 

Precisamente, a este laboratorio ha destinado la compañía una inversión de un millón de euros en los últimos cuatro años, una apuesta por la I+D+i y por el mantenimiento del empleo que, según el responsable de la marca para la península ibérica, continuará en próximos ejercicios, con un cinco por ciento de las ventas de la planta revertidos a innovación e investigación, y "buenas perspectivas" tanto a nivel nacional como internacional.

 

Durante la visita, Josep Martínez ha subrayado el "orgullo" que supone ser partícipe de estos proyectos, así como por la apuesta que representa por el empleo local y "la marca España" que se exporta al resto del mundo.

 

BENEFICIOS MEDIOAMBIENTALES

 

Por su parte, Suárez-Quiñones ha ensalzado los beneficios que para el medio ambiente tiene la sustitución de las luminarias convencionales por la tecnología LED, pues "reduce las emisiones de CO2 y no contiene componentes peligrosos que dificulten su reciclado".

 

En este sentido, el consejero ha recordado que la Junta de Castilla y León, a través de la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente (Somacyl) ha promocionado en los últimos años el cambio de 22.500 puntos de luz en municipios de la Comunidad, con un ahorro en emisiones de CO2 de 2.222 toneladas.

 

El responsable de Fomento y Medio Ambiente ha subrayado la necesidad de "ponerse las pilas" para cumplir con los acuerdos de París para frenar el cambio climático y ha abogado por "promover" esta conciencia también al sector privado.

 

 

Noticias relacionadas