La Pilarica dispone de un nuevo paso inferior para peatones después de más de un año de obras

Imagen de las obras en el paso inferior para peatones en La Pilarica. E.P.

Es el primero que sigue la idea de integración en superficie de las vías del tren que también se plasma en el nuevo convenio de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad.

El paso inferior para peatones en la plaza de Rafael Cano, en el barrio vallisoletano de Pilarica, ha quedado abierto este martes, tras más de un año de obras pese a que el plazo de ejecución inicialmente era de nueve meses y todavía con trabajos pendientes de pavimentación y jardinería.

 

La apertura de este paso inferior, con 20 metros de anchura, es el primero que sigue la idea de integración en superficie de las vías del tren que también se plasma en el nuevo convenio de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad, se produce tres años y siete meses después del cierre del antiguo paso a nivel para vehículos de la plaza de Rafael Cano.

 

El concejal de Urbanismo, Infraestructuras y Vivienda, Manuel Saravia, ha confirmado que en la tarde de este martes y según el plazo extraordinario dado por el Ayuntamiento a la empresa constructora, se ha procedido a abrir el paso al tránsito de peatones.

 

Sin embargo, todavía quedan obras menores por ejecutar, como rematar las baldosas de la zona más próxima a la Iglesia de la Pilarica así como concluir los trabajos de jardinería. Además, se tiene que concluir el contrato adicional que se suscribió para modificar el suelo en la zona de las terrazas, que en un principio iba a ser de terrizo pero los vecinos solicitaron que fuera un pavimento más duro.

 

El contrato de obra, con un importe de 2.127.667,60 euros, contaba con un plazo de ejecución de nueve meses y los trabajos comenzaron a primeros de abril de 2018, sin embargo diversas incidencias han motivado una duración más larga de lo previsto.

 

La ejecución de este proyecto comenzo a fraguarse cuando en septiembre de 2015 el antiguo paso a nivel de Rafael Cano quedaba cerrado para cumplir las exigencias de la normativa ferroviaria de la alta velocidad al entrar en funcionamiento el tramo de nueva línea Valladolid-Palencia-León.

 

En estos casi 1.300 días, los vecinos de la zona este del barrio de Pilarica han tenido como única comunicación directa con el otro lado de la ciudad el viejo paso subterráneo para peatones, que siempre se ha considerado precario por parte de las asociaciones vecinales.

 

Como consecuencia del cierre del paso a nivel, Adif inicialmente planteó en 2015 un nuevo túnel para tráfico rodado a unos 400 metros al norte de Rafael Cano, entre la plaza Aviador Gómez del Barco y la calle Andrómeda, una mejora de las condiciones del subterráneo para peatones ya existente en Pilarica y una pasarela provisional sobre las vías.

 

Ante las protestas de los vecinos contra esta estructura que incluso Adif comenzó a montar para finalmente paralizarla, el concejal de Urbanismo, Infraestructuras y Vivienda, inició negociaciones con Adif para mejorar la concepción de dichos proyectos.

 

El actual equipo de Gobierno municipal y la entidad dependiente del ministerio de Fomento llegaron al acuerdo de que el Ayuntamiento ejecutaría un nuevo paso bajo las vías más amplio para peatones en la plaza de Rafael Cano, y que Adif se encargaría del túnel de Andrómeda, que además veía mejorado su proyecto con una mayor longitud.

 

Esta última obra se encuentra todavía pendiente de comenzar, después de unas complicadas obras iniciales para modificar las conducciones de servicios en el subsuelo.