La Piedad saca sus tres imágenes por Valladolid, pero regresa deprisa y cubierta

Cientos de personas presenciaron la salida y muchas más se sumaron en el recorrido entre la Iglesia de San Martín y la Plaza de las Batallas, desde donde volvió directamente a su sede.

Con un ojo puesto en el cielo nublado de Valladolid, y pasada la medianoche, la procesión de la Piedad tuvo su protagonismo un año más para cerrar el Miércoles Santo. Cientos de personas acudieron a la Iglesia de San Martín para presenciar una salida marcada por el respeto y la música proporcionada por la banda de la Cofradía.

 

Así, primero salió el paso del 'Cristo de la Humildad'. La talla de José de Rozas (1691) abrió el camino al ritmo de una de las marchas. Después, lo hizo el 'Cristo de la Cruz a María', una talla de la Escuela de Gregorio Fernández (1642) que cuenta con la mano de José Antonio Saavedra (1995) en el cuerpo de José de Arimatea, con el himno nacional interpretado a gaita.

 

Para terminar llegó el turno del paso más esperado, el de 'La Quinta Angustia' (Gregorio Fernández, h. 1625), más conocidad como la Piedad. En esta ocasión, la 'Marcha Real' puso sonido al desfile, en el que el Cuerpo Nacional de Policía también tuvo su protagonismo.

 

La lluvia apareció a mitad de camino. En un principio la Cofradía no iba a variar su recorrido, pero tras dos tramos pasados por agua decidió regresar a su sede directamente desde Batallas y con sus imágenes tapadas. A la llegada a la Iglesia de San Martín cantaron la Salve.

Las imágenes, cubiertas por la lluvia. @VCofrade
Ver album