La pasarela del Museo de la Ciencia empieza el año convertida en "una pista de patinaje"

La pasarela del Museo de la Ciencia, helada por las bajas temperaturas. TRIBUNA

Las personas que lo atravesaron a primera hora de este miércoles, 2 de enero, lo hicieron con dificultades para mantener el equilibrio en esta fría mañana en Valladolid.

Un clásico de todas las navidades en Valladolid son las bajas temperaturas y la niebla, aunque también hay pequeños detalles que se convierten en protagonistas debido a la meteorología. Se trata de la pasarela peatonal del Museo de la Ciencia, que, con las heladas, se convierte en una pista de patinaje.

 

Así ocurrió en la fría mañana de este miércoles, 2 de enero, cuando una ciudadana se puso en contacto con este periódico para asegurar que la pasarela era "una pista de patinaje" y que "cuesta mantener el equilibrio". "Es una vergüenza. Todos los años igual", denunció. Y es que en anteriores ocasiones la Policía tuvo que cortar el acceso a la pasarela para evitar males mayores.

 

Mientras, a primera hora de la mañana el acceso era libre y no había ningún tipo de señal que advirtiera el peligro que suponía circular por allí. "La solución no es cerrarlo, sino echar sal", señaló dicha persona, que cada año se ve afectada por esta situación, poniendo en peligro su integridad física.