“La pandemia me ha llevado a centrarme más en la música y menos en la pintura”
Cyl dots mini

“La pandemia me ha llevado a centrarme más en la música y menos en la pintura”

Eloy Arribas, el pintor de Pedrajas de San Esteban que se dedica a la enseñanza, explica cómo afecta la situación sanitaria a su obra y su futuro como artista.

Eloy Arribas, artista nacido en los inicios de la década de los noventa y licenciado en Bellas Artes, ofreció su última obra “Drumbeat 5” en la sala de exposiciones de las Francesas de Valladolid, el pasado mes de septiembre, un vaciado de pintura acrílica de diferentes objetos suspendidos de cuerda rafia y madera.

 

PREGUNTA: ¿Qué se puedo ver en esta exposición?

RESPUESTA: Fue una exposición colectiva sobre la idea del banquete, la liturgia y su relación con la religión. Mi obra, concretamente, giró en torno a la pintura tradicional y la función que tienen los alimentos en ese banquete.

 

P: ¿Qué quiso transmitir con su última obra?

R: Por un lado, quise jugar con la relación entre representación y objeto plasmando distintos elementos con la pintura. El juego del objeto se pierde un poco con la pintura y sirve para plantearse preguntas sobre si lo que vemos es realmente ese objeto o está pintado a modo de bodegón. Toqué iconos y simbología arquetípica como el sexo, la violencia, el amor o lo frugal.

 

P: ¿Cómo es dedicarse al arte después de la crisis sanitaria global por el Coronavirus?

R: El año pasado perdí todo. Tenía programadas hasta cuatro exposiciones de las que dependía económicamente que se cancelaron. Ahora están volviendo las ferias de arte y vemos algo de esperanza pero las personas que nos dedicamos a la cultura hemos sido fuertemente castigados.

 

P: ¿La Covid ha servido de inspiración?

R: He hecho toda una serie basada en ello. Durante el confinamiento domiciliario del pasado 2020, aproveché todo un mes y medio de trabajo para conseguir una serie completa.

 

P: La sede de su taller está en Pedrajas, ¿por qué allí?

R: Ahora mismo tengo dos talleres, uno en Madrid dedicado estrictamente a la pintura y otro aquí en Valladolid, en Pedrajas dedicado a la escultura y a las obras de mayor tamaño que requieren más espacio. Pedrajas es el pueblo de mi familia y allí tenía la oportunidad de instalar mi taller.

 

P: ¿Participa con su arte en el pueblo de Pedrajas?

R: Sí, tengo una asociación de música que se dedica a celebrar conciertos en el pueblo. Cuando me mudé allí vi que no había, prácticamente, nada relacionado con la cultura allí y decidí fundar la asociación con unos amigos. Procuramos celebrar dos festivales anuales, un ciclo de jazz y conciertos semanales los fines de semana.

 

P: Se dedica a la pintura y a la música, ¿cómo definiría su obra?

R: Soy un pintor tradicional que juega con la idea de la construcción lingüística de los objetos, con influencias de Cy Twombly y de la música flamenca y el punk.

 

P: ¿Con cuál de sus obras se siente más identificado?

R: Con esta última serie, “Drumbeat5”, que provoca una relación causal entre la música y la pintura. Si colocas diferentes elementos en un cuadro, cuyos límites son cuatro, cómo se relacionan esos límites con un tema musical. El significado del título es algo parecido a los golpes de la batería.

 

P: ¿Cómo cree que puede evolucionar su obra de cara al futuro tras la intrusión de las redes sociales en el panorama artístico y el estallido de la pandemia?

R: No me afectan demasiado las redes sociales porque mi trabajo parte de un mundo muy tradicional donde no tienen casi cabida. Respecto al Coronavirus, va a cambiar todo y quizá ese cambio me lleve a centrarme más en la música frente a la pintura.

 

P: También se dedica a la enseñanza, ¿se valora lo suficiente el arte en España?

R: No, evidentemente no. Nos iría mejor a todos si se valorase más este mundo. En países menos ricos culturalmente como, por ejemplo, Estados Unidos se valora más el arte que aquí. Hay un mayor porcentaje de población que consume exposiciones o que compra arte y en Europa mucho más. En España es impensable que un domingo por la mañana una familia entera vaya a ver una exposición de pintura y en Austria es lo normal.

 

P: ¿Qué parte de su obra transmite a sus alumnos?

R: La parte de imagen, sobre todo. En mis asignaturas trato de centrarme en la comprensión de imagen que no es una parte sencilla y que guarda un gran potencial.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: