La pandemia cambia el modo de vivir en Valladolid, pero también la forma de comprar lotería
Tribuna mini Saltar publicidad
2 file
Cyl dots mini

La pandemia cambia el modo de vivir en Valladolid, pero también la forma de comprar lotería

La administración número 18 de Valladolid repartió 2'5 millones de euros. S.SANZ

El cierre de la hostelería, la falta de turismo y el miedo de la población han sido factores decisivos en el descenso de la venta de lotería que ahora se basa en la venta online.

El futuro es incierto en todos los sectores, pero más aún si hablamos de las Administraciones de Lotería. El 2020 también dejó huella en estos negocios que tuvieron que bajar la persiana durante los tres meses del estado de alarma, sin saber si algún día podrían volver a repartir premios.

 

El cierre de otros sectores, como la hostelería, ha sido decisivo en el descenso de las ventas: “Parte de nuestro negocio se fundamenta en los bares y es evidente que, estando cerrados, las ventas bajan”, asegura Federico Herguedas, dueño de la Administración de Lotería número 29 situada en la calle Juan Martínez Villergas de Parquesol, a Tribuna.

 

La falta de turismo y el miedo también han sido culpables en la pérdida de clientes por parte de las administraciones. El lotero Julio Díez afirma que en El Gato Negro, la administración número 12 situada en la Plaza Mayor, lo que más han notado ha sido la falta de visitantes y el miedo de las personas mayores a salir a la calle. Un argumento al que se ha sumado David Serrada, de la administración número 2 situada en el Paseo Farnesio: “Han bajado ventas porque hemos tenido que estar cerrados tres meses. Es cierto que se nota que la gente gasta menos”.

 

La pandemia ha cambiado el modo de vivir, pero también la forma de jugar. Las administraciones intentan reinventarse y aseguran que uno de los principales puntos de venta reside en internet. “Para compensar el descenso de un lado, intentamos recuperarlo por otro. Damos este servicio de tal manera que los clientes que tienes lejos de la administración puedan seguir jugando sin tener que desplazarse. Es un modo de compra fácil, sencillo, cómodo y seguro”, afirma Herguedas.

 

Algunos loteros, como Díez, sabe que internet se irá convirtiendo en un gran aliado de las administraciones: “Es el mundo al que vamos en todos los campos. Es muy triste porque supone perder puestos de trabajo y contacto personal, pero es la vida a la que nos dirigimos. El futuro, como en el resto de comercios, serán ventas virtuales”.

 

A pesar de la situación en la que el mundo se encuentra, los trabajadores de las administraciones tienen un mensaje de optimismo y esperan que este año crezcan las ventas. Es el caso de Herguedas que ha querido señalar que, aunque el 2020 fuese un año catastrófico, pudo dar un premio de 130 millones de euros, lo que asegura que fue una suerte para superar un poco mejor “el temporal”. Y anima a que los clientes sigan jugando y no pierdan la esperanza de poder ganar: “¿Quién dice que es imposible? No lo es, solo hay que intentarlo”.

 

Los tres loteros han asegurado que en sus establecimientos se cumplen rigurosamente todos los protocolos de seguridad frente a la Covid-19. Por ello, animan a que la población no tenga miedo de entrar en las administraciones puesto que ellos se encargan de velar por el correcto funcionamiento de las medidas.