La OSCyL y la estética

Gustavo Dudamel -director musical de la Filarmónica de los Ángeles y de la Orquesta Simón Bolívar de Venezuela- que una orquesta está formada por un gran número de personas, todas ellas diferentes, singulares, irreductibles; todas ellas con sus propias ideas, convicciones, visiones del mundo y diferente vestuario.

FICHA TECNICA: Valladolid. Centro Cultural Miguel Delibes. CCMD. 14 Abono de temporada. Sala Sinfónica. OSCyL. Director: Lucas Macías. Piano: Denis Kozhukhin. Programa: Arnold Schönberg y Piotr Chaikovski.

 

Hacer música no puede estar al margen de vestir bien. He oído decir a Gay Talese que para él, vestir bien es algo serio. Es la razón -argumenta- por lo que me encuentro en perfecto estado de salud y me muevo con agilidad a pesar de que tengo 85 años. Estoy totalmente convencido de que si la gente vistiera bien y se mirara al espejo se sentiría mucho mejor. Es chocante como llevan hoy la pajarita algunos intérpretes de la OSCyL. Especialmente me fijo en uno que toca el violín que por la forma de llevar la pajarita parece que ha estado de celebración hasta última hora y me fijo en otro que ocupa el último lugar de los violines segundos que tan siquiera la lleva puesta y no solo eso, es que lleva la camisa por fuera. ¿Dónde se habrá visto? ¿Cómo es posible? ¿Quién se encarga de pasar revista a los intérpretes antes de salir a escena? Todos llevan pajarita –alguno ajustada sin mirarse al espejo- menos él. Grave error. ¡Y eso que ayer estaban las cámaras de televisión presentes! Los intérpretes tienen que ir bien vestidos, esta noche el Director Lucas Macías y el Concertino Gjorg Dimcevski van impecables. Ese es el espejo donde tiene que mirarse el elenco masculino, porque el traje se proyecta desde el escenario al espectador y si ves… pues tienes que mirar a otro sitio.

 

Todas las orquestas del mundo cuidan los detalles porque todo se puede mejorar. Para convertir en arte la música que se oye en la Sala Sinfónica hay que dedicarle mucho tiempo ensayando, compartiendo, probando, etc. Una forma de contribuir a que la OSCyL sea mejor orquesta es vestir bien, cuidar el vestuario, llevarlo a tinte. De los zapatos hablaré otro día. Tristes tiempos estos en lo que hay que luchar por lo que es evidente escribió Friedrich Dürrenmat.

 

El pianista Denis Kozhukhin dejó al público con la boca abierta cuando interpretó -de propina- un Preludio de Bach. Somos ajenos a lo que hace nuestra mente cuando escuchamos a Bach, como los automovilistas que no son conscientes de las operaciones que llevan a cabo cuando conducen un coche.

Noticias relacionadas