La operación de venta de Made deberá cerrarse en las próximas horas

Made

El administrador concursal ha denegado la prórroga solicitada por Abanca, por lo que el plazo para que la extremeña Imedexsa presente su oferta concluye esta noche.

El administrador concursal de Made no ha concedido la prórroga solicitada por su principal acreedor, Abanca, de forma que este viernes finaliza el plazo para que el inversor interesado en la empresa, Industrias Metálicas Extremadura, S.A. (Imedexsa), presente su oferta.

 

Así lo ha explicado la consejera de Economía y Hacienda de Castilla y León, Pilar del Olmo, en el marco de un acto de graduación de un máster en el Centro de Soluciones Empresariales, donde precisamente se celebra una reunión entre el inversor, el comité de empresa de la factoría de Made en Medina del Campo (Valladolid) y la Junta para intentar llegar a un acuerdo y se puede presentar la oferta.

 

"Quedan horas", ha advertido la consejera, quien ha apuntado que la Consejería también estará presente porque lleva mucho tiempo trabajando y si el inversor "sigue ahí" es por todos los apoyos que la Junta va a dar para que haga la inversión y la Junta tratará de "mediar" entre todas las partes para que se haga en el plazo que finaliza este viernes.

 

Del Olmo ha señalado que el administrador concursal es el que dirige el proceso, ha decidido que no había esa prórroga y tiene capacidad para decidir e informar al juez, que suele seguir su criterio.

 

"No nos podemos arriesgar a que no se presente esa oferta, hay que aproximar las posturas y a ver si es posible que se tome la decisión hoy", ha asegurado la titular de Economía y Hacienda, quien ha afirmado que se va a hacer "el último esfuerzo", sobre todo la Junta, para que no se "desanime" el inversor, al que mantienen unos apoyos que creen "determinantes" para presentar la oferta.

 

Precisamente los trabajadores de la factoría aceptaron este jueves en Asamblea las condiciones de la operación de venta de la planta a la empresa extremeña, para lo que tienen que renunciar a los salarios pendientes, aunque han advertido de que si no reciben indemnización por parte del Fogasa se romperá el acuerdo.

 

Así, queda pendiente que la compañía extremeña presente su oferta y que Abanca, principal acreedor de la antigua propietaria de Made, y el administrador concursal acepten el acuerdo, que inicialmente conllevaría un ERE extintivo para en próximos meses contratar al 90 por ciento de la plantilla.