La ola de calor abarrota terrazas y daña a los pequeños comercios
Tribuna mini Saltar publicidad
Banner va ciudad pro%cc%81xima 800x800 tribuna file
Cyl dots mini

La ola de calor abarrota terrazas y daña a los pequeños comercios

Terrazas en la Plaza Mayor de Valladolid. TRIBUNA

Las altas temperaturas que se están registrando crean división de opiniones entre la sociedad vallisoletana.

De jueves a domingo la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) pronostica valores superiores a 39 grados centígrados en la capital castellano leonesa. Estos altos registros crean controversia entre pequeños comercios y dueños de bares y heladerías, por los beneficios y perjuicios que esta ola de calor está generando.

 

“Es negativo esta subida de las temperaturas, no hay gente en la calle y eso hace que las ventas se reduzcan notablemente” apunta el dueño de un kiosco ubicado en pleno centro de la ciudad.  Hay unanimidad en los comercios de calle “las calles están vacías estos días”, aunque está bajada en las ventas ya la habían pronosticado “durante estos meses el consumo baja, es algo habitual  durante esta estación del año” comentaban los dueños de dos pequeñas tiendas ubicadas en los alrededores de la Plaza Mayor.

 

También hay consenso entre los dueños de estos comercios en que “el agua es el producto estrellaen los días de calor”, en algunas ocasiones se tienen que agarrar a eso para poder alcanzar los objetivos de ventas establecidas a principio de mes “gracias a la venta de estos refrescos fríos estamos logrando alcanzar los objetivos que nos propusimos este mes”.

 

“Es complicado para mi tienda, los turistas suelen llegar a mediados del mes de julio y ahora los pocos que hay se quedan en las terrazas o en sus casas” afirmaba resignado el dueño de un local de suvenires típicos de Valladolid. Jardineros, barrenderos y obreros, son algunos de los profesionales que en días como estos son los grandes damnificados por estas elevadas temperaturas “los horarios siguen siendo los mismos, no se han modificado en absoluto” aseguran varios obreros que se encontraban en la acera recoletos sobre las 11:00 de la mañana del viernes.

 

No solo hay perjudicados por esta ola de calor. Los grandes triunfadores son los bares con terraza “todas las tardes tenemos la terraza  repleta de gente” afirman los dueños de los bares cercanos a la catedral. “Podemos decir que estas altas temperaturas nos han afectado positivamente, desde las 19:00 hasta cierre no damos abasto” comentan los camareros de estos locales.

 

Los más susceptibles de sufrir estos golpes de calor son los niños y personas mayores. No en vano, estos han tenido que modificar sus actividades diarias para poder sobrellevar esta ola de calor “los paseos que nos dábamos por las mañanas los hemos tenido que adelantar hasta dos horas. Si antes salíamos a andar a las doce de la mañana ahora lo hacemos a las diez, y en algunas ocasiones a las nueve” aseveran una pareja de ancianos que se encuentran andando por la calle Santiago.

 

Estas altas temperaturas ya han registrado su primera víctima mortal: Un varón de 93 años, que en la tarde de este jueves se desvanecía en plena calle Santiago y fallecía, tiempo después, a causa de una parada cardiorrespiratoria según ha avanzado la primera exploración forense.

 

Los más jóvenes se muestran “muy contentos” con el calor, es el momento preferido del año, podemos ir a la piscina” decía un niño en pleno Campo Grande, observado por sus padres que esbozaban una sonrisa en el rostro. “Solemos ponerle ropa de color blanco e hidratarle regularmente, aunque no nos lo pida” afirman esta pareja de padres.

 

Viseras, crema solar, chanclas, ropa de color blanca y mucho agua son algunas de las recomendaciones que nos dan los expertos para evitar y poder soportar esta ola de calor aunque “toda precaución es poca”.

 

Noticias relacionadas